Ciudad

Alcalde Antonio Rivas: “Chiguayante trabaja para ser una ciudad turística y de servicios”

Una costanera que pase por el río y permita canalizarlo para realizar deportes, un funicular al Manquimávida, contar con la ruta del Indio y crear un polo gastronómico son parte de los desafíos.

Por: Ximena Valenzuela | 02 de Septiembre 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Sin duda la costanera a Chiguayante es la obra más importante realizada en los últimos años en la comuna. Se espera que a fines de 2019 se inicie la construcción de la segunda fase, que en primera etapa creará un paso superior sobre 8 Oriente y la vía férrea, en un tercer nivel, que conectará la ruta con calle O’Higgins. Posteriormente, aún sin fecha determinada habrán faenas para crear la segunda calzada de la vía desde Pascual Binimellis al nudo 8 Oriente.

Antonio Rivas, alcalde de Chiguayante, destacó que la obra no sólo mejoró la calidad de vida de los chiguayantinos, al disminuir los desplazamientos, sino que también en su segunda etapa constituirá un atractivo turístico, pues el paso superior contará con un mirador, pasos peatonales y ciclovías.

Chiguayante viene avanzando de ser un territorio olvidado a ser uno muy urbanizado. Hemos acelerado la conectividad, antiguamente tardábamos hasta una hora en llegar a Concepción, hoy lo hacemos en 15 minutos”, recalcó.

Destacó que segunda fase de la costanera, entre 8 Oriente y el límite con Hualqui, contará con siete miradores, de 500 metros cuadrados cada uno, que devolverán la mirada al río. “Desde Sanders a 12 de Octubre desarrollaremos un polo gastronómico que dará un plus turístico al sector e impulsará el empleo”.

Mirando al 2020, según el jefe comunal, la ciudad está bien con lo que se ha logrado a nivel vial, pues cuentan con una ruta interurbana, que además conecta a Hualqui, y que en 2022, cuando esté en uso el puente Amdel, también colaborará en el paso del transporte de carga a los puertos, dinamizando la economía de la Región.

Canalizar el río

Si bien, el alcalde está satisfecho con los avances de la costanera, sostuvo que el diseño se debe mejorar para canalizar el río. “Nuestra propuesta es que la nueva costanera, que irá desde Schaub hasta el límite con Hualqui, tenga dos pistas dentro del territorio y otras dos a unos 100 metros dentro del río, para canalizarlo. Eso permitiría hacer turismo y deportes”.

El jefe comunal sostuvo que se podría generar una vía de llegada por el río y una ruta de salida hacia Concepción por Chiguayante. “Eso permitiría una entrada más fácil y después se deberían hacer brazos en dos o tres tramos de la ruta para los que vienen de Concepción e ingresen a Chiguayante, en definitiva, hacer una oreja en Schaub que permita ingresar a la ciudad”.

No existe un prediseño, pero cuentan con un estudio de prefactibilidad de dicho tramo que se aprobó el año pasado y están a la espera de recursos, cerca de $700 millones, para realizar el estudio de ingeniería con el que se solicitaría al Ministerio de Desarrollo Social la resolución satisfactoria para desarrollarlo.

Adelantó que ya cuentan con estudios de impacto ambiental de la obra por lo que, a su juicio, el costo de inversión debería ser similar al de la primera fase. “Se haría relleno y enrocado, eso sería lo más complicado”

Al ser consultado sobre el resultado del Estudio de Impacto Ambiental se limitó a decir que “cuando a un alcalde se le ocurre hacer algo distinto se produce una resistencia natural, te detienen y si uno no pone fuerza no ocurren las cosas, pero es totalmente factible”.

De hecho agregó que la obra se podría desarrollar con tecnología, incluso, usando pilares en vez de rellenos. “Este es un sueño que se nos puede venir prontamente y que si no lo tomamos con decisión, va a ocurrir lo mismo de siempre, se podría diluir”

Afirmó que cuenta con apoyo político transversal para lograrlo, pues el Presidente Piñera en su visita al Hogar Santa Marta le aseguró que vienen grandes proyectos para Chiguayante. Solicitará una audiencia con él, después de Fiestas Patrias, para que escuche los sueños de la comuna y los impulse.

Agregó, además, que a nivel de borde río ya cuentan con dos parques de 42 mil metros cuadrados que considera como los más hermosos de Chile que, sin duda, potenciarán aún más el proyecto.

Camino del Indio

Una vez terminada la costanera, con miras al 2030, iniciarán el diseño de la ruta del Indio. “Hemos conversado con Carabineros que por un tema de seguridad para la conurbación es necesaria una vía alternativa”.

La ruta, que tiene una extensión de 22 kilómetros, permite bordear el cerro Caracol y llegar desde Palomares a Leonera, incluso, existen senderos para acceder al campus de la UdeC a través de Agüita de la Perdiz. “Tomarías la ruta a Cabrero y podrías llegar a Chiguayante sin pasar por Concepción”, recalcó.

Eso sí, para usarla requeriría una gran mejora, pues ahora está en mal estado y sólo transitan por ella camiones forestales.

Funicular al Manquimávida

Y en post de convertirse en una ciudad turística Chiguayante quiere construir un funicular que inicie el viaje desde el río y llegue hasta la cordillera de la costa en el cerro Manquimávida. “Hicimos un estudio que reveló que sería un aporte potente, porque vincularíamos el río con la reserva Nonguén. Sí ahí se hace algo similar a lo que hay en Bariloche, un museo y un casino giratorio, no nos haría falta la nieve, porque está la naturaleza y se podrían desarrollar actividades ecoturísticas”, dijo y agregó que la obra tendría un costo cercano a los cuatro mil millones de euros.

Además, a corto plazo esperan que el Manquimávida no sea sólo un terreno de monocultivo de bosque, sino que también forestales y vecinos que tienen grandes extensiones de bosque ahí sumen un concepto de desarrollo de ciudad integral. “Le va a servir a ellos no sólo por un tema de imagen y compromiso social con las normas internacionales, sino también para cuidar la ciudad entre todos. Constituiría un plus social importante, camino a una ciudad integrada e integral”.

Actualmente, el municipio está trabajando para contar con un acceso por Chiguayante a la Reserva Nonguén, pues la comuna posee el 80% de las 3.050 hectáreas del lugar. “Nos merecemos tener un Chiguayante bien plantado, con personalidad, que demuestre que la gente no está durmiendo en sus casas, sino que está organizada, lo que es un aporte para lograr nuestros sueños, sueños por los que estamos trabajando, que no se abandonan ni se negocian”, aseguró.

Villa Futuro

La última huella del terremoto de 2010 en la comuna lo constituye Villa Futuro, población creada en 1984 con un bajo estándar que luego del sismo fue declarada como inhabitable.

Ya están en obra tres etapas, que involucran 260 departamentos y 15 casas que serán entregados a mediados de septiembre y, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, ya cuenta con $3.328 millones para iniciar la última fase que involucrará 120 soluciones habitacionales que se espera estén terminadas el primer semestre de 2020.

Rivas recalcó que ha sido un proceso muy largo, en el que tuvo que tocar muchas puertas, pues, en general, las poblaciones de emergencia en este país se vuelven permanentes. “Hubo compromisos graduales que ahora se están avanzando con un concepto de renovación urbana y áreas verdes, con buenos metros cuadrados”.

Hizo un llamado a los vecinos a seguir trabajando de la mano con el municipio, entre lo social y político, entre lo público y privado, unido al Gobierno central para lograr cumplir con todos los sueños.

“Ese ha sido el vehículo que nos ha permitido movernos desde un Chiguayante olvidado, con caminos de tierras y falta de urbanización, a uno que posee buena infraestructura en salud, en seguridad, vialidad, un Chiguayante que ya está haciendo lujitos en su estructura, que ya estamos construyendo parques, se viene, lo más probable, otro en la ladera del cerro. Chiguayante va a dejar de ser estrictamente una ciudad satélite y se va a convertir en una ciudad turística y de servicios que generará un importante porcentaje de empleos”, finalizó.

Etiquetas