Ciudad

Vecinos debieron abandonar sus casas en Chiguayante

Las familias se albergaron en casa de familiares, a la espera de las soluciones comprometidas por el municipio.

Por: Carolina Abello | 07 de Julio 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Finalmente, fueron tres las viviendas afectadas por el derrumbe del cerro Manquimávida en la población René Schneider, en Chiguayante, ocurrido la noche del jueves.

Al lugar llegó el gobernador de Concepción, Robert Contreras, además de  Carabineros. Ahí se tomó la decisión, junto a la municipalidad de sacar a las personas del lugar, por el riesgo que corrían en las viviendas.

“Se conversó con los residentes de estas casas, para que salgan voluntariamente a casas de familiares, para prevenir,  ya que existe la posibilidad de que el daño sea mayor”, dijo el gobernador, quien confirmó que  Carabineros quedará de  punto fijo en las casas para evitar robos. Confirmó que el daño sufrido por el terreno será evaluado por el Sernageomin, con lo que se conocerá el estado del cerro tras el temporal.

Ayer, en la mañana, el alcalde Antonio Rivas explicó que los vecinos  no deben regresar a sus viviendas, por lo que se les gestionará una solución habitacional junto al Serviu.

“Chiguayante no es generosa en tierras en donde nosotros podamos materializar proyectos de viviendas sociales, pero nuestra oficina de la vivienda busca resolver estos problemas y ahora estos vecinos son prioridad, pero muchas veces la gente se resiste a salir de lo que conocen”.

Ya refugiados en la casa de familiares, las seis personas que vivían en la casa de la calle René Schneider 446 decidían cómo enfrentarían los próximos días.

Amalia Pino, dueña de una de las viviendas afectadas, aseguró que cerca de las 20 horas sintieron el deslizamiento de tierra, “y no nos quedó más que arrancar. Tuvimos que irnos, porque los carabineros dijeron que no nos podíamos quedar. El terreno está todo blando, entonces dicen que va a caer tierra sobre la casa”.

Agregó que en ella viven seis personas, por  lo que esperan que esta vez pueda aspirar a una solución definitiva, “porque quiero salir de ahí y tener una casita, porque es cuarta vez que esto nos pasa”.

Balance provincial

Desde el martes hasta la mañana de ayer, ya habían precipitado 110,3 milímetros, con rachas de hasta 115 kilómetros por hora,  por lo que se mantienen la alerta temprana preventiva por marejadas, la alerta meteorológica por tormentas eléctricas y la alerta amarilla por sistema frontal, por lo que todo el sistema de Protección Civil y Emergencias se encuentra en coordinación con turnos de emergencias y alistamiento de recursos para atender las emergencias durante las próximas horas.

Por los fuertes vientos se han producido cortes de energía eléctrica en diferentes comunas que dejaron  a 2 mil 623 clientes sin suministro parcial en las comunas de Coronel, San Pedro, Talcahuano y Hualpén. Además, se han registrado voladuras de techos y viviendas anegadas.

Etiquetas