Ciudad

Hospital Traumatológico de Concepción inició rondas literarias para sus pacientes

La Biblioteca Municipal de Concepción aportará con los textos para los enfermos, los que serán leídos en voz alta por una monitora.

Por: Ximena Valenzuela | 03 de Julio 2018
Fotografía: Hospital Traumatológico

Leer tiene múltiples beneficios, tanto para las personas sanas como para aquellos que se encuentran hospitalizados en proceso de recuperación de alguna patología. Y es que a través de la lectura es posible trabajar la autoestima y hacer más llevadera la experiencia de estar enfermo.

Producto de estos beneficios, el Hospital Traumatológico de Concepción impulsó un proyecto llamado Rondas Literarias, que cuenta con el apoyo de la Biblioteca Municipal, buscando promover factores protectores psicosociales que ayuden a la recuperación de la salud, dando un nuevo sentido al tiempo de hospitalización mediante una sesión de lectura.

El proyecto, que invita a los pacientes a conocer y experimentar con obras de la literatura nacional y universal, con autores como Miguel de Cervantes, Arthur Conan Doyle, Gabriela Mistral y Mario Vargas Llosa, entre otros, forman parte de los textos seleccionados en la iniciativa que cada semana entregará a los pacientes la posibilidad de elegir uno de los libros, que serán trasladados en un carro especial hasta las salas de hospitalizados. La sesión estará a cargo de una monitora, que realizará la lectura en voz alta a los hospitalizados.

“Este proyecto es inédito dentro de los establecimientos de nuestra jurisdicción y busca hacer más llevadera la estadía de nuestros pacientes. La lectura es un instrumento que permite a las personas transportarse e imaginar otras realidades, distraerse y mejorar el ánimo, lo que es sumamente importante, especialmente, para quienes están hospitalizados”, explicó el director del Hospital Traumatológico, Osvaldo Gaete.

En tanto, Boris Márquez, director de la Biblioteca Municipal de Concepción, expresó su satisfacción con la iniciativa, a la que aportaron un amplio catálogo de libros y revistas, todos ellos elegidos especialmente por un bibliotecólogo. “Estamos muy contentos de iniciar este proyecto en el Traumatológico, esperamos que más adelante sean otras las instituciones interesadas en dar espacio a la lectura. Este año estamos trabajando en una política de estantería abierta, donde queremos llegar con el libro a espacios no convencionales, como terminales de buses y cárceles, entre otros”.

Una de las pacientes que participó en la primera ronda fue Leticia Torres, quien se mostró muy contenta, luego de escuchar párrafos de un texto de Pilar Sordo. “Esta es una muy buena idea. Nos ayuda a pensar en otras cosas, a compartir entre nosotras. Pasamos un muy buen momento”, comentó.

Etiquetas