Ciudad

Municipio penquista busca recuperar el Mercado y el centro de Concepción

Se limitarán las alturas de los edificios, por ejemplo, los cercanos a la Plaza Independencia sólo podrán tener hasta seis pisos. CChC destacó que se debe buscar un equilibrio que entregue mayor calidad de vida a los habitantes.

Por: Ximena Valenzuela | 17 de Mayo 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Enfatizando la necesidad de que se impulse definitivamente la recuperación del Mercado Central, la Municipalidad de Concepción expuso, ante el Directorio Urbano, una serie de propuestas para orientar el proceso de regeneración urbana que detonará la recuperación del histórico recinto y su entorno.

Universidades, Seremi de Vivienda, Consejo de Gobierno Regional, Cámara Chilena de la Construcción, Cámara de Comercio, Colegio de Arquitectos, Unión Comunal de Juntas de Vecinos y al Observatorio Urbano, entre otros organismos, pertenecientes al Directorio Urbano, escucharon el planteamiento municipal.

El alcalde penquista, Álvaro Ortiz, señaló que buscan concretar la recuperación del mercado y de todo su entorno con la entrega de recursos que el Gobierno Regional aprobó para la expropiación de la manzana completa. “Lo que se espera es construir un nuevo mercado y contar con la colaboración y los recursos del Gobierno Regional. Estamos esperando que se proceda cuanto antes a la expropiación pagando a las personas que corresponda y seguir avanzando en el diseño del nuevo edificio. Esto no lo está pidiendo un alcalde de un color político determinado, esto es un compromiso que se ha asumido frente a la ciudadanía”, recalcó.

Según resumió la arquitecto encargada de Asesoría Urbana del municipio, Karin Rudiger, la jornada incluyó una exposición de “tres instrumentos regulatorios que son un Plan de Gestión urbana que articula acciones público privadas que se pueden realizar en este espacio público, el Plano de Detalle que regula la morfología arquitectónica de algunos sectores con valor patrimonial en torno al Cerro Amarillo, el Mercado y la Plaza Independencia, y el Plan Seccional del Centro, con el conjunto de normas urbanísticas que regirían una vez que se decrete el área de zona de remodelación”.

Cabe recordar que el Plan seccional encargado por el Minvu y el municipio a una consultora – iniciado en septiembre de 2016 y que estará listo en julio- aborda un polígono en torno al Mercado, que va desde O’Higgins hasta Rozas y desde Lincoyán hasta Castellón.
Así es como se plantea el desarrollo de una red de pequeñas plazas en torno a los tres puntos de valor patrimonial y, en cuanto a las normas, lo más relevante es la regulación de la altura de los edificios pensando en mitigar el impacto de la construcción y evitar efectos como los que se observa en comunas del Gran Santiago, con los llamados guetos verticales.

Se plantea una microzonificación, en torno a la plaza Independencia y eje Barros Arana, se propone una altura máxima de 18 metros correspondientes a seis pisos, para el entorno del cerro Amarillo se está discutiendo si es superior llegando a los 12 pisos y alrededor del Mercado se diferenció la franja de enfrente con 24 metros que serían 9 a 10 pisos. En el resto, según dijo, se establecieron alturas mayores, pero con limitaciones, como 52 metros o 20 pisos en el centro que es el promedio de lo ya existente y en el corredor de Los Carrera, entre Lincoyán y Castellón, se mantiene la condición de altura libre, dependiendo del ancho del terreno.

El presidente de la Cámara de la Construcción, Manuel Durán, afirmó que la recuperación de la manzana del Mercado es algo muy esperado por la ciudad, pues constituye un punto negro.

En cuanto a las normas urbanísticas que regularán el seccional dijo “que en el fondo no es limitar altura, sino favorecer el espacio público (…) Hay que discutir detalles del nuevo plan como recuperar los portales que existían en la ciudad y que desaparecieron por los terremotos, y que el beneficio sea, por ejemplo, si yo hago portales que pueda tener mayor altura, buscar un equilibrio para dar mejor habitabilidad y calidad de vida”.
Sergio Baeriswyl, arquitecto y representante del Observatorio Metropolitano del Gran Concepción, afirmó que llegó el momento de regular las alturas de los edificios en el centro para evitar guetos verticales, la morfología y asegurar la densificación y el crecimiento del centro con residentes.

Etiquetas