Ciudad

Caso metales pesados: laboratorio reconoció que resultados no son válidos

Por: Carolina Abello | 14 de Abril 2018
Fotografía: Cedida.

El jueves, Salud ya había desacreditado el procedimiento, insistiendo en que debía hacerse a través de exámenes de sangre. Resultados motivaron una marcha en Coronel.

Un inesperado vuelco dio el caso de contaminación de personas por metales pesados en Coronel, luego de que el laboratorio Vitaclinic reconociera que los resultados  que arrojaban que 21 coronelinos  estaban contaminados, no tienen validez legal, y que debían ser contrastados por otros exámenes.

Estos estudios habían sido encargados por el municipio coronelino, como estudio privado, y sus resultados motivaron una marcha en la comuna, con suspensión de clases y banderas negras, donde cerca de cinco mil habitantes protestaron  por estos hechos, exigiendo que se investigue el origen de la contaminación.

Esto, ya que el caso está siendo monitoreado desde septiembre de 2015 por la Seremi de Salud, luego de que la Brigada de Delitos Medio Ambientales y Contra el Patrimonio Cultural, Bidema, de la PDI de advirtiera de la presencia de metales pesados en la comuna.

Así, se inició un estudio epidemiológico en población escolar, donde se evaluaron a 285 niños, de 4 a 15 años, donde se dio cuenta de que 18 de ellos tenían valores sobre referencia en plomo, mercurio, arsénico, níquel y cadmio. Hoy, Salud informó que en este caso la exposición fue transitoria y hoy sus exámenes son normales.

Como la escuela Rosa Medel se autoexcluyó del primer estudio, en 2017 se evaluó a 59 niños, de los cuales 10 registraron valores sobre  niveles de referencia en arsénico y níquel, los que aún están en proceso de vigilancia.

Pese a que el mismo  Laboratorio Vitaclinic reconoció que los resultados no tiene validez legal y que deben ser contrastados por otros exámenes, la Seremi de Salud ofreció una evaluación médica  a las 21 personas involucradas en este estudio (7 niños y 14 adultos), “para dar tranquilidad a las familias involucradas, las que serán atendidas en el Hospital San José de Coronel, por un equipo capacitado en toxicología”,  dijo el seremi de Salud del Bío Bío, Erick Jiménez.

Los errores

La tarde del jueves, el Gobierno y la Seremi de Salud, en voz de Cecilia Soto Ruiz, jefa de Salud Pública de la Seremi de Salud, ya habían advertido que el estudio privado del municipio carecía de validez, ya que no se trataba de muestras de sangre, que indican la cantidad de metal que una persona tiene en su sangre, sino que a través del escaneo de la palma de la mano indica  las categorías aceptables, bueno o malo, es decir, los resultados de los análisis se expresan bajo una metodología creada y validada por el fabricante, y sus resultados no tienen unidades medibles, sino sólo conceptos.

“Por lo cual, no permite llegar ni a una conclusión médica ni diagnóstica, ya que no permite realizar una conclusión medica ni diagnóstica, ya que no tiene validez nacional e internacional”, dijo Cecilia Soto.

Y es que este dispositivo, conocido como OligoScan no cuenta con validación como método analítico en el país, así como tampoco cuenta con validaciones por parte de ningún referente internacional, es decir, no se ha evaluado su capacidad analítica, por lo que no presenta ningún respaldo sobre la confiabilidad de sus resultados.

Agregó que los análisis validados por la comunidad científica internacional miden metales en sangre y orina, tal como lo ha venido desarrollando el Ministerio de Salud a la fecha y como se han realizado los estudios en Coronel.

Por esto, aseguró que no pueden pronunciarse si estas 21 personas tienen o no metales en sangre, por lo inválido de la técnica utilizada, por lo que se les evaluará clínicamente para decidir las acciones a seguir.

Etiquetas