Ciudad

Cerca de 20 mil lactantes de la Región del Bío Bío serán vacunados contra la Hepatitis

Por: Ximena Valenzuela | 14 de Marzo 2018
Fotografía: Cedida.

El año pasado se registraron 623 personas contagiadas con el virus VHA. Grupo de mayor riesgo está entre los 15 y 29 años.

La hepatitis es una inflamación del hígado, que puede remitir espontáneamente, evolucionar a una fibrosis, cirrosis o, incluso, a un cáncer de hígado que puede llevar a la muerte. De ahí la importancia de proteger a la ciudadanía del virus desde la más temprana edad.

Por eso, el Ministerio de Salud inició una Campaña Nacional de Vacunación que permitirá proteger contra la Hepatitis A, VHA, a 185.510 lactantes a nivel nacional y 20 mil en la Región del Bío Bío que cumplen 18 meses a partir del uno de marzo de este año.

La inoculación, que responde a una recomendación de la OMS para usar una dosis (llamada Vaqta perteneciente al laboratorio Merck Sharp & Dohme), que dé respuesta inmunológica que asegura la protección de por vida, se está realizando en todos los vacunatorios públicos y privados en convenio con la Seremi de Salud.

Andrea Gutiérrez, encargada regional de Epidemiología de la Seremi de Salud, afirmó que la vacuna contra la Hepatitis A es una herramienta de control efectiva para la prevención de esta enfermedad. “La evidencia científica señala que la vacunación en los grupos de edad con alto riesgo de enfermar, y que pueden ser la fuente de infección para su entorno, produce un efecto rebaño, que resulta en el descenso de las tasas de incidencia en los demás grupos”.

La patología, causada por el virus de la hepatitis A, que se contagia, principalmente, a través del contacto con heces de una persona infectada puede diseminarse con facilidad, por ejemplo, al comer alimentos preparados por una persona con el VHA que no se lavó las manos después de ir al baño; beber agua contaminada o comer alimentos lavados con dicho líquido.

Además, una forma de contagio puede ser el llevar a la boca un dedo u objeto que estuvo en contacto con heces contaminadas y tener contacto cercano con alguien infectado, como relaciones sexuales o al atender a alguien enfermo.

A pesar del fácil contagio, la mayoría de las personas no presenta síntomas claros de la enfermedad, algunas señales del padecimiento son: molestias similares a la gripe, ojos y piel amarillos (ictericia). La enfermedad se confirma a través de un examen de sangre.

Cecilia Soto, jefa del departamento de Salud Pública de la Seremi de Salud, afirmó que “para poder seguir controlando los casos de Hepatitis A, se debe reforzar la educación en la población sobre el saneamiento ambiental, el acceso a agua potable y las adecuadas medidas de higiene personal”.

En tanto, los equipos de salud, deben reforzar, a juicio de la profesional, la definición de caso y la necesidad de realizar exámenes de laboratorio con técnicas de diagnóstico virológico para la confirmación.

En 2017, en la Región se registraron 623 casos de Hepatitis A, 74 menos que en 2016. La mayor cantidad de casos se presentó en Coronel con 117, Concepción tuvo 80, Lota 59, Talcahuano 54 y San Pedro de la Paz con 51.

Al analizar los grupos etarios, se observa el mayor riesgo de contagio entre los 15 a 29 años de edad presentándose el mayor riesgo entre los 20 a 24 años con una tasa de 95.5 por cada cien mil habitantes.

Desde diciembre de 2014 y durante 2015, en la Región la vacunación se concentró en niños de 18 meses y niños de dos a seis años, de las comunas de Concepción, Coronel, Penco, San Pedro de la Paz, Talcahuano y Tomé, logrando un total de 35.748 lactantes y niños (as) inoculados.

En 2016, se sumaron al proceso de vacunación en estos segmentos Arauco, Lota, Hualpén y Hualqui; llegando a un total anual de 8.597 dosis distribuidas; mientras que el año 2017 la cifra alcanzó los 4.931 vacunas aplicadas.

El total de dosis distribuidas en el período 2014-2017 en la Región corresponde a 49.276.

Etiquetas