Ciudad

Abogados de familia de Jorge Matute Johns descartaron cierre de sumario

Por: Carolina Abello | 13 de Marzo 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Magistrada confirmó que el próximo 27 de marzo entregará a los profesionales los resultados de sus últimas indagatorias.

Apenas media hora estuvieron reunidos los abogados de la familia Matute Johns, Fernando  Saenger y  David Vargas, con la ministra Carola Rivas, quien lleva el caso, con el fin de confirmar  si había novedades en la investigación de la muerte de Jorge Matute Johns, ocurrida el 20 de noviembre de 1999, en la discoteca La Cucaracha.

Esto, tras el último encuentro ocurrido en diciembre de 2017, cuando la magistrada, tras tres años y medio de haberse hecho cargo de la causa, les otorgó publicidad del sumario, excepto de las diligencias   contenida en el cuaderno secreto.

Precisamente, la arista contenida en ese cuaderno es la que la jueza investiga hace dos años: un ataque sexual al universitario, tras drogarlo con pentobarbital por comprimidos ingeridos de forma oral. En esa línea, Rivas está a la espera de un informe de la PDI, el que revelará a los abogados el próximo 27 de marzo, día en que se concretará otra reunión.

“No tengo nada que decir por ahora. Fijamos una nueva reunión para el próximo martes 27 y ahí sí que van a tener más información, porque me comprometí a entregar el último informe, que aún no tengo en mis manos. Voy mañana a buscarlo a Santiago”, dijo Rivas a la salida de Tribunales.

 No se cierra

A la salida del encuentro, ambos abogados se hicieron cargo de diversos trascendidos de prensa que  daban cuenta que la ministra cerraría el caso Matute, ya que los responsables de haber drogado al universitario estaban fallecidos.

“Nosotros le consultamos a la ministra por comentarios sobre un eventual sobreseimiento, descartando nuevamente el cierre de la investigación, ya que todavía existen diligencias pendientes en el caso, “y la idea es que nosotros tengamos conocimiento y podamos aportar a la investigación”, dijo Vargas.

En diciembre, los abogados y la familia tuvieron acceso a toda la investigación realizada por la magistrada, excepto al cuaderno secreto,  y concordaron no solicitar diligencias sobre esa parte de las pesquisas, ya que consideraron que estaba todo hecho.

“Esperamos conocer la otra arista de la investigación en este cuaderno secreto para ver cómo podemos aportar como querellantes a la  investigación del proceso”, insistió el profesional.

 La arista secreta

Cómo llegó  el pentobarbital al cuerpo de Jorge Matute y quiénes  son los responsables es lo que intenta esclarecer la ministra Rivas, quien llegó a ese hecho a través de una pista olvidada entre las tantas carpetas que conformaban la investigación por la desaparición y  muerte de Jorge Matute Johns. En una bodega de la PDI  encontraron esos documentos, tras la referencia hecha por un inspector de la época, de un joven que en la misma discoteca había recibido un trago, al parecer con algo en su interior, que le hizo perder la consciencia y aparecer varios días después a varios kilómetros de la discoteca,  sin saber ni cómo ni cuándo llegó allí.

Ese caso dio  pie a una denuncia por presunta desgracia. La persona apareció dos  días después. Y pese a que no hubo denuncia, fue su familia cercana la que confirmó la existencia de una agresión sexual en este caso.

Fue ese dato el que los llevó a crear un cuaderno secreto con ese dato, con personas que nunca fueron interrogadas en esta pesquisa, y perseguir la hipótesis que Matute murió drogado con pentobarbital, a manos de personas que buscaban agredirlo sexualmente.

En diciembre pasado, Carola Rivas confirmó que tenía a 10 sospechosos del fallecimiento de Matute, algunos vivos y otros ya fallecidos.

En cuanto a los autores, la jueza precisó en esa ocasión que no se trata de una agrupación organizada que se dedicaba a este tipo de delitos, “pero dentro de la lista de sospechosos siempre tuvimos a un grupo de personas que concurría a locales nocturnos alejados de la ciudad, a los que sólo se podía llegar en auto, y en medio de la vorágine de la noche, trataban de tener sexo casual sin que nada los pudiera identificar, pero no es una organización delictual. Esta línea estaba hace 18 años atrás, pero había sido decididamente no investigada, porque no adscribía la hipótesis del momento”.

En cuanto al origen del pentobarbital, agregó en diciembre que pudieron determinar que no era tan difícil de conseguir y que incluso se conseguía como parte de un medicamento para una enfermedad.

Agregó que el pentobarbital le causó la muerte en menos de seis horas. “Como llevo diciendo desde hace dos años, este químico puede usarse para cometer un ilícito sin que haya reacción de la víctima, pero está demostrado en la investigación que Jorge no tenía dinero, por lo que la opción que alguien haya utilizado el pentobarbital para una situación de esa índole se ajuste a la tesis que nos proporciona la prueba”, aseveró.

Etiquetas