Ciudad

Justicia decretó cierre de investigación por la muerte de Antonia Garros

Por: Carolina Abello | 13 de Enero 2018
Fotografía: Gentileza de Fiscalía.

La jueza consideró que estaban agotadas todas las diligencias en la causa y precisó que los antecedentes permiten concluir que en su fallecimiento no hubo intervención de terceros.

Por considerar que el Ministerio Público había agotado todas las instancias para esclarecer lo ocurrido la madrugada del 7 de febrero de 2017, la jueza de Garantía de Chiguayante, Karina Mihovilovich, accedió a la petición de la Fiscalía y decretó el cierre de la investigación en el caso de la muerte de Antonia Garros Hermosilla (23).

La joven cayó de un departamento ubicado en un edificio en Pedro de Valdivia, donde vivía su pololo Andrés Larraín (33).

El caso causó conmoción en todo Chile, ya que la madre de la joven, Consuelo Hermosilla, apuntó a la supuesta responsabilidad que tendría Larraín en la muerte de su hija,  ya que, según ella la había agredido en reiteradas ocasiones durante su relación, por lo que interpuso una querella en su contra por homicidio.

Sin embargo, la investigación de la Fiscalía estableció que Larraín no tuvo responsabilidad en la muerte de la joven, sino que Garros se suicidó.

“La muerte de una joven de 23 años es un hecho muy lamentable. La Fiscalía lleva un año investigando y ha realizado nuestras diligencias y las propuestas por los demás intervinientes, y hemos establecido que fue por decisión de ella, sin la participación de nadie, por eso hoy solicitamos el cierre de la investigación y el sobreseimiento definitivo y nos opusimos a la reapertura, lo que fue acogido por el tribunal, que apreció que se realizó una completa investigación. Lamentablemente, aquí estamos en presencia de un suicidio”, dijo el fiscal Octavio Stuardo.

La abogada de Andrés Larraín, Paula Villalobos,  aseguró que con esta decisión “se comprueba que  él no tuvo participación ni directa ni indirecta en el lamentable fallecimiento de la joven. Esta ha sido una situación terrible para la familia de Andrés y esperamos que se reparen los dichos falsos que se han emitido sobre lo que ocurrió. La familia está tranquila y espera reconstruir poco a poco el daño brutal que se le ha provocado a Andrés. Como siempre hemos dicho: Andrés Larraín es inocente”.

Habrá apelación

El abogado de Consuelo Hermosilla, Andrés Cruz, precisó que recurrirán a la Corte de Apelaciones para revertir la decisión, ya que estiman que faltan diligencias en el proceso, como la declaración de una vecina del departamento que esa madrugada habría escuchado a Antonia gritar que no quería morir.

Su madre, Consuelo Hermosilla, lamentó la decisión de la jueza y aseguró que “mi hija, si no fue empujada físicamente, fue empujada psicológicamente, y me da vergüenza que juezas mujeres no sean capaces de ver eso”.

Episodio desconocido

En la carpeta de investigación del caso, hay información no revelada que da cuenta de que hubo agresiones de Antonia Garros hacia Andrés Larraín, como la ocurrida el 18 de agosto de 2016, en la que la joven fue atendida en la madrugada en un centro asistencial, llevada por Carabineros y acompañada por su madre, en la que Antonia  discute con Larraín y ella le propina cachetadas, por lo que llegaron carabineros.

Es la misma madre quien en el parte refiere al personal médico que su hija está en tratamiento por un trastorno de personalidad Borderline y con medicamentos, y solicita que se los administren para calmarla. Ante ello, el personal médico le replica que no pueden suministrárselos sin el consentimiento de la joven.

Los mismos documentos revelan que Garros había abandonado los fármacos para controlar el trastorno  por cuenta propia, sin la autorización de su médico tratante. Tras otra consulta médica, aceptó retomar el tratamiento.

Etiquetas