Ciudad

Fiesta de la Independencia se vivió en grande en Concepción

Por: Ximena Valenzuela | 01 de Enero 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

Tal como hace 200 años el director supremo de la Nación, Bernardo O’Higgins, encabezó una masiva cabalgata, compuesta por huasos y militares, hasta la Plaza Independencia de Concepción para proclamar que Chile es un país libre y soberano, así fue rememorada la jornada histórica, que dio paso a una verdadera fiesta ciudadana en la capital regional.

El intendente, Rodrigo Díaz destacó que para la Región “es tremendamente relevante y coherente con la estrategia regional de desarrollo trabajar en la identidad del Bío Bío, que significa poner en valor aquellos hitos que han ocurrido en la historia y que forman la idiosincracia de esta Región. Uno de ellos es que el padre de la Patria, Bernardo O’Higgins, lo señala en su testamento y en muchos otros actos, que declaró la Independencia de Chile, que es una república y no un grupo de insurgentes el que estaba luchando contra los realistas”.

El historiador Armando Cartes explicó que sólo la Plaza de la Independencia de Concepción lleva este nombre porque el acto se realizó sólo en nuestra zona. “Fue en Concepción, que en ese entonces, incluía a Talcahuano, donde se declara el acto constitutivo, jurídico, que transforma a Chile de reino a un estado soberano. Por ello, la medalla Juan Martínez de Rozas, que se ha entregado en Concepción, dice Concepción ciudad de la declaración y primera proclamación”.

En la misma línea, el historiador Alejandro Mihovilovich recalcó que la celebración es muy importante para Concepción porque “fue un primero de enero de 1818 donde don Bernardo O’Higgins declara la Independencia de Chile, primero en Los Morrillos, en Talcahuano, y luego llega a Concepción, el mismo día por la tarde y proclama, anuncia, en un acto jurídico, la mirada de la Independencia”.

Mihovilovich, investigador del Archivo Histórico de Concepción, aseveró que la Independencia se firmó acá y que “en Talca y Santiago sólo fue un anuncio de que se había declarado la Independencia en Concepción, distinto a la declaración que es un acto jurídico”.

Álvaro Ortiz, alcalde de Concepción, participó en la cabalgata vestido de huaso, y desde el caballo afirmó en el acto realizado en la Plaza Independencia, que los ciudadanos de Concepción son los verdaderos herederos de la historia. “La historia no se cambia por decreto ni por capricho”, deslizando una crítica a los anhelos de la comunidad talquina de adjudicarse la Independencia, a pesar que la declaración había sido realizada “a mano por O’Higgins en el palacio directorial de Concepción”.

Múltiples actividades

En la jornada histórica, que se inició a las 15.30 horas en el Cementerio General de Concepción, donde se colocó una ofrenda floral en el pantéon de la Patria, lugar donde descansan los restos de Juan Martínez de Rozas y otros próceres de la Independencia.

Carolina Echagüe M.

En la cabalgata bicentenario participaron más de 100 jinetes de clubes de huasos de la Región, que realizaron un recorrido por las calles penquistas, desplazándose hasta la costanera hasta el puente Viejo, entraron a la ciudad por Víctor Lamas hasta Lincoyán, en ese punto, frente al Café de la Historia realizaron una parada para luego llegar a la Plaza Independencia.

En ese punto se realizó una representación histórica, dirigida por Patricio Ruiz, de la declaración de la Independencia que tuvo como narrador a Traf, un muñeco gigante construido por Gonzalo Mella, ex integrante de la compañía Patogallina, que caracteriza a un niño mapuche con casco de conquistador español como símbolo de la Región, basado en el personaje creado por el ilustrador Domingo Baño a finales de la década de 1980. Dicho acto cerró con la llegada de la cabalgata del Bicentenario, encabezada por O’Higgins, quien fue representado por el actor Leonardo Iturra, que comunicó que Chile es un país soberano e independiente.

Posteriormente, llegó hasta el lugar la cabalgata militar, compuesta por 40 jinetes del Regimiento Escolta Presidencial N°1 de Granaderos de Quillota, sumado a la banda militar del Regimiento Chacabuco de Concepción.

Tras el acto oficial, la celebración se trasladó hasta la Plaza Tribunales donde los espectadores pudieron disfrutar de una variada parrilla programática, que partió con un espectáculo de música clásica, dirigido por Leandro Botto en que participaron 30 músicos. Cerca de las 20.00 horas el rock orquestado comenzó a mover las masas gracias al aporte de Julius Popper y Santos Dumont.

Al cierre

Clásicos del rock chileno fueron interpretados por voces locales como Pancho Molina, Feliciano Saldías, Álvaro López y Yogui Alvarado quienes hicieron bailar y cantar a los asistentes con temas como Déjate Caer de Los Tres, Corazón Desilusionado de Machuca, Llueve Sobre la Ciudad de Los Bunkers y Un Nuevo Estilo de Baile.

Al cierre de nuestra edición se esperaba que saliera a escena La Sonora Palacios, para luego dar paso a un espectáculo de fuegos artificiales que se lanzarían desde la Plaza de Tribunales en el centro de Concepción y también desde el cerro Lo Galindo en Barrio Norte.

Etiquetas