Opinión

Alianza estratégica con el Caleuche

Por: Procopio | 26 de Julio 2017

Se trata del buque fantasma que navega por las noches en los mares de Chiloé con su tripulación de brujos y su velamen iluminado de rojo. Para la gente curiosa hay ciertos riesgos, ya que es un hecho que si alguien mira al Caleuche puede quedar con la boca torcida o  con la cabeza vuelta hacia la espalda, deformación por lo general altamente perjudicial, antiestética y poco funcional,  que provoca varios trastornos en el portador, razón por la cual a los mirones más les vale aguantarse.

Sin embargo, hay excepciones notables, lo que habla bien de los brujos caleuchanos, ya que por motivos de derechos humanos y de  solidaridad entre gente de mar, permiten subir al buque a los náufragos y a los ahogados, no está claro que hacen con estos últimos, pero los náufragos son invitados a ver las ciudades del fondo del mar y sus tesoros, pero con la advertencia de no divulgar lo visto, so penas del infierno.

El barco es relativamente fácil de reconocer, lleva música y luz navegando por los numerosos canales chilotes, suele ser una visión incorpórea que se  puede atravesar con  otra embarcación, otros señalan que han estado en fiestas en su interior- aunque estos últimos también han declarado haber sido objeto de abducciones por naves extraterrestres.

Los que han tenido esa inefable experiencia, la de navegar con tanto fantasma, relatan que éstos prefieren hacer las fiestas en tierra, donde haya mujeres, para eso se conciertan con comerciantes que tengan hartas hijas y en retribución el Caleuche los aprovisiona de mercaderías, una explicación bastante plausible para los lugareños que ven a determinados comerciantes hacerse ricos con velocidad sorprendente y sin explicación aparente, se ha sugerido que existen además conexiones con el mundo de la política.

 

 

PROCOPIO

 

Etiquetas