Ciudad

A fin de año Aurora de Chile será un barrio totalmente remozado

Por: Ximena Valenzuela | 06 de Julio 2017
Fotografía: Romilio Pasmiño G.

Las 206 familias que albergará la manzana M tendrán su casa en octubre. Obras tienen 50% de avance en promedio.

De ser un asentamiento precario, sin servicios básicos y con una construcción deficiente, Aurora de Chile se transformará, de aquí a fin de año, en un nuevo barrio de Concepción que no sólo contará con 206 viviendas, entre casas y departamentos, para sus habitantes históricos, sino que además contará con áreas verdes y equipamiento que mejorarán la calidad de vida de los vecinos.

Actualmente, la construcción de las viviendas, que está a cargo de la empresa Ingeniería Maestranza y Montaje Héctor Vega, cuenta con un 50% de avance en promedio entre las llamadas manzana M1 y M2, tareas que fueron supervisadas por autoridades regionales encabezadas por el intendente Rodrigo Díaz.

“Tomamos un compromiso al inicio del Gobierno: dar solución definitiva al problema de conectividad entre ambas riberas del Bío Bío como también a la población Aurora de Chile, una solución que fuera compatible con los intereses de toda la población”.

Recordó que durante años los vecinos de Aurora de Chile fueron postergados, pero que gracias al plan integral que se realizó entre los ministerios de Vivienda, Obras Públicas, municipio y vecinos se está logrando luego de décadas. “Ya vamos con un avance que bordea el 50% del proyecto completo de la Manzana M y en Angol un 85% que sumarán a 476 familias”.

Un total de 300 personas se encuentran trabajando en forma paralela en los proyectos de la manzana M. “Estamos terminando la obra gruesa en la llamada M2 y comenzando con terminaciones en la M1 en lo que corresponde a los edificios y llevamos cerca de 50% en urbanización de la M1”, dijo Fabián Riquelme, administrador del proyecto.

El profesional detalló que la iniciativa contempla ocho edificios que completan 128 departamentos y 78 casas de diferente tipo, elegidas por los vecinos, entre las que se cuentan 13 con características especiales y mayor ancho para minusválidos.

El seremi de Vivienda y Urbanismo, Jaime Arévalo, afirmó que en octubre estarán listos los dos proyectos de Aurora de Chile y el de Angol de tal manera que se trasladen a ellos vecinos que habitan las faja por la que deberá pasar el puente Bicentenario para conectar con Chacabuco.

“Debemos estar orgullosos de lo que se ha logrado, la calidad constructiva de las viviendas, superficies, equipamientos asociados, no sólo por su construcción, sino porque entrega dignidad a familias que viviendo a pasos del centro no han podido acceder a bienes y servicios de una sociedad moderna. Aurora de Chile con esto marca un hito”, dijo.

Para Mirta Ferrada, una de las beneficiarias del proyecto y habitante histórica, ver el avance de las viviendas es un logro, especialmente, porque se quedarán en el lugar que fue conquistado con esfuerzo por sus padres.

El cambio en Aurora de Chile implica, hasta el momento, un gasto de $7.500 millones, a los que deben sumarse $8.695 millones en las faenas de calle Angol.

Las restantes

Según explicaron el intendente y Arévalo, dejarán listo un proyecto para lo que será la tercera etapa en Aurora de Chile, que corresponderá a 130 familias que prefirieron esperar por el proyecto que contará con las mismas características de los que se están desarrollando.

“Vamos a dejar los temas administrativos resueltos para que podamos continuar con la construcción, con ellas abordamos el universo total de familias históricas y vamos a iniciar obras de urbanización, construcción de equipamiento y la mejora del paso sobre nivel Esmeralda. Esperamos que en cuatro años sea totalmente diferente a lo encontramos en marzo de 2014”.

Rodrigo Díaz destacó que actualmente el Bicentenario presenta un 41% de avance, que se está trabajando en sus salidas a ambos lados del río y también en su cubierta que permitirá el traslado de vehículos, afirmó que esperan que la primera parte del viaducto se abra al uso a fin de año, principalmente, la salida que tiene a Chiguayante, a pesar que el contrato termina el próximo año.

La conectividad a Chacabuco, según dijo, es uno los desafíos y el traslado de la manzana 1 y 2 van a permitir intervenir en los meses de verano la franja que corresponde a la bajada principal del puente bicentenario. Nuestro compromiso es integral”, acotó.

Mirada al río

No sólo se están construyendo las viviendas, sino que se está dando la mirada definitiva al río con la iniciativa que se suma al Teatro Regional y al puente.

“Hay que considerar que en el gobierno pasado se dio la política de los hechos consumados, construir un puente sin tener una solución definitiva para los habitantes de Aurora de Chile, pensando que una vez que el puente se viniera encima los vecinos iban a salir a como diera lugar, no fue así. Tenemos un puente que recién lleva 46% de avance que estuvo años detenido y recién se está entregando solución digna a casi 500 familias”.

Reconoció que no fue un trabajo fácil lograr acuerdos, pero que se está avanzando e invirtiendo recursos para poder definitivamente terminar con el estigma de quienes viven al otro lado de la línea del tren. “Aquí se está entregando dignidad, por eso nuestra alegría de los avances y dar la cara amigable al río Bío Bío”.

Juicios precarios

El jefe comunal afirmó que habría sido injusto dar el mismo tratamiento que a los vecinos históricos a aquellas personas que sólo meses antes de que el Gobierno realizara el catastro de Aurora de Chile se trasladaron al lugar.

Desde el Minvu informaron que de un total de 24 juicios precarios sólo quedan 10 por resolver, cinco que están actualmente en la instancia judicial y otros cinco que deberían tener respuesta en agosto. Eso sí, el seremi Arévalo se mostró confiado en que la situación de dichos vecinos no generará problemas al avance del proyecto, pues hasta el momento el 100% de los juicios precarios ha sido resuelto de manera favorable para el organismo.

Etiquetas