Carta al director

Aborto ante el TC

Por: Diario Concepción | 20 de Agosto 2017

Señor Director:

Como argentina residente, y mama de tres orgullosos niños chilenos, con profunda pena seguí todos los alegatos presentados en torno a #aborto3causales. Fue impactante escuchar tanta retórica: alusiones, inferencias, referencias, conclusiones. “Que si el no nacido es o no persona”, “Que si implica despenalización o legalización”, “Que si proteger y despenalizar son compatibles” y hasta que la Constitución debiera decir “protege a la” en vez de “protege al”, como si tan solo una cuestión de semántica zanjara la cuestión.

Tantas palabras retumbando en esa sala, no hacían mas que alejar la reflexión de la realidad. El sujeto de derecho se transformaba en objeto de análisis y de alguna manera el estudio pormenorizado de los atributos diluía la esencia. Tan solo con adentrarnos en la realidad del aborto mucho del discurso cae y las prioridades se ordenan. En semana tres del embarazo el SNC del bebe comienza a desarrollarse y con ello ya puede sentir dolor. Respecto a los métodos abortivos podemos escoger entre inyección intracardiaca, envenenamiento salino o desmembramiento, entre otros.

En el vientre materno el niño esta solo; no puede escapar, no puede defenderse, no puede siquiera gritar. Hoy día, la posibilidad de vivir de estos cientos de miles de niños chilenos, por varias generaciones, depende del dictamen de diez honorables jueces. En sus manos está, el estremecer o confirmar las bases valóricas del país en que vivimos. Ojala la reflexión profunda penetre en la esencia del problema y la luz del análisis nos conduzca a un Chile que con orgullo siga dando batalla a la terrible deshumanización que nos acecha.

Liza Flores
@FloresLizaM

Etiquetas