Carta al director

Notarios y gestión pública

Por: Diario Concepción | 08 de Agosto 2017

Señor Director:

La polémica respecto de la determinación del Ministerio de Justicia, en relación a ampliar los cupos o cuotas de notarios y conservadores de bienes raíces es un tema mucho más profundo y complejo que su arista cuantitativa; es mucho más que números.

Tampoco es un tema más de mercadería de consumo. Menos aún, es para dejarlo a las variaciones del mercado, a mayor oferta, la demanda -se supone- se abarata.

Lo que no dicen los señores notarios, de modo claro al menos, es que se les achica el mercado. Un mercado, por lo demás cautivo, obligado.

Mi teoría para resolver el conflicto es simple pero realista: si lo que hacen los señores notarios es avalar las firmas de documentos públicos, ser ministros de fe de trámites y tramitaciones de documentación pública, entonces, por qué, los notarios y los conservadores de bienes raíces no pasan a depender de algún ministerio público? ¿Porque no son funcionarios del Estado? ¿Por qué no se les asimila a la escala de sueldos de, por ejemplo del poder judicial o de la tesorería nacional de la república?

De esta forma, ser notario no sería ya más una corta y rápida escalera para ascender a la riqueza rápida y fácil. Además, de esta forma, se lograría recaudar fondos para las arcas fiscales y se evitaría las refriegas, empujones y asaltos por nombramientos de estos honorables cargos . Y de yapa, con valores más justos para la ciudadanía.

Juan Luis Castillo

Etiquetas