Política

José Antonio Sanahuja: “Deberían preguntarle a sus gobiernos por qué permitieron procesos de privatización tan fuertes”

De visita en Concepción, el académico de la Universidad Complutense de Madrid analizó las relaciones entre Chile y la denominada “madre patria”, además de los paralelismos políticos que existen en ambas naciones.

Por: Marcelo Castro | 12 de Julio 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

El Congreso de Estudios Europeos que organizó la Universidad de Concepción fue la instancia precisa para profundizar en los nuevos fenómenos que afectan al viejo continente, tanto en materias migratorias como económicas y políticas.

En los últimos meses, varios países de la UE han tenido elecciones que han llevado a un giro en las políticas internas de esas naciones y una de ellas es España, un socio estratégico para Chile.

José Antonio Sanahuja, académico de relaciones internacionales de la Universidad Complutense de Madrid y director de la Fundación Carolina, estuvo en Concepción dictando la charla de cierre del Diploma de Estudios Europeos de la UdeC.

Esa fue la ocasión en que analizó con Diario Concepción las relaciones entre Chile y España, además de la situación política que se vive en la península ibérica.

– ¿Cómo ve usted actualmente las relaciones entre Chile y España?

– Para España la relación con Chile es particularmente importante. Somos el país de la Unión Europea que damos mayor relevancia a la relación con América Latina. Las empresas españolas son las inversoras más importantes en el país, hay alrededor de mil empresas, muy por delante de otros estados miembros.

– ¿Cómo evalúa usted estas inversiones, pensando que un principio fueron bien vistas, pero ahora son cuestionadas?

– España, al incorporarse a la Unión Europea, sale de una economía cerrada, por lo que las empresas españolas han visto a América Latina y la propia Unión Europea como una opción y esa a sido una estrategia de supervivencia abriendo la economía, tal como lo hizo Chile. Pero esto se aborda de dos formas, una es como lo hizo Chile abriendo la economía y alentar la privatización de activos con la llegada de empresas extranjeras y la otra es como lo hizo España, con un gobierno socialista, fue alentar el surgimiento de empresas nacionales grandes, por lo que nuestro planteamiento fue distinto.

– Lo que hace España lo hace para sobrevivir.

– Exactamente. Yo creo que ustedes deberían preguntarle a sus gobiernos por qué permitieron procesos de privatización tan fuertes. Hay veces en donde no hay que escuchar los cantos de sirena del liberalismo y no es excluyente privatizar y crear grandes empresas nacionales.

– Otro hecho que comparten Chile y España es la proliferación y aumento de los movimientos ultra. En la última elección Vox realizó una buena performance en este proceso, además vimos a JAK reunirse con Santiago Abascal. ¿Qué podemos esperar de todo esto?

– España ha tenido una tradición bipartidista con el Partido Popular (PP) y el Psoe. El PP abarcaba desde una derecha demócrata cristiana hasta una derecha más conservadora teniendo una posición dominante, pero en los últimos años ha vivido una fragmentación a raíz de los episodios de corrupción y muchos votantes han optado por una opción liberal como ciudadanos y otra más ultra como Vox. El factor clave es Cataluña, el surgimiento de un nacionalismo catalán fuerte, incentivado por el PP, provoca una reacción nacionalista, esto se te puede ir de las manos, esto Vox lo llama como “la derechita cobarde”.

– ¿O sea Vox es una creación del PP tras Cataluña?

– Es una criatura creada por el PP alentando el ultranacionalismo, pero las ultraderechas en Europa no son comparables, las nórdicas tienen hasta rasgos nazis, mientras que la polaca protesta con cruces en la mano. En todos los países hay elementos comunes, como la desafección a los partidos de centro.

– ¿Qué pasó con Podemos? Obtuvo un baja en sus parlamentarios y uno puede pensar que “se pinchó el globo”.

– Eso es algo exagerado, ahora tiene 42 diputados y llegó a tener 70, pero hace cinco años no existía. Podemos tiene la habilidad de entender lo que ocurre en la sociedad Española, con una crisis en la sociedad española, abandonados por los partidos políticos tradicionales, por lo que ellos tratan de ser un movimiento que surge desde abajo en un momento de crisis en el país. Tanto Podemos como Vox muestran esa desafección, pero Vox es un partido de ricos y Podemos es de clase media, urbano y joven.

– ¿Qué puede ocurrir con Cataluña, pensando que el partido de Carles Puigdemont tiene una alta votación?

– Lo que está en juego en Cataluña no es la supuesta independencia, sino una reconfiguración del mapa político entre Esquerra Republicana y el PDeCAT, partido de Puigdemont. El tema es que Esquerra se ha transformado en un movimiento más fuerte, pero esto se va a necesitar al momento en que se necesite configurar un nuevo gobierno español.

Etiquetas