Política

Marcelo Díaz: “No hubo ningún partido 100% leal a Bachelet como ella lo merecía”

Durante su visita a la Región para participar en el aniversario de la Ulare, el parlamentario analizó el devenir político de la oposición y el rol que jugaron en el Gobierno de Bachelet y en la derrota de Guillier. Además, consideró que “Convergencia Progresista” tiene fecha de vencimiento.

Por: Marcelo Castro | 28 de Octubre 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

De visita en Concepción para participar de una serie de actividades el diputado socialista por Valparaíso y ex vocero de Gobierno de la segunda administración de Michelle Bachelet, Marcelo Díaz.

Una agenda copada con reuniones con el alcalde de Concepción, el rector de la Universidad de Concepción, Carlos Saavedra y un encuentro con la base militante del socialismo.

En entrevista con Diario Concepción abordó sus conflictos con parlamentarios locales y lo que ocurrió con la Nueva Mayoría en la administración Bachelet y que derivaron en su derrota presidencial.

-¿El encuentro con militantes socialistas incluye a Tohá y Monsalve?, con los que usted está peleado.

-A los militantes que quieran, ojalá los pueda ver. Son dos compañeros de bancada, con los que trabajo. Somos miembros de una comunidad y debemos hacer cosas juntos, no hay una enemistad, no hay que creerse ese cuento. Lo que tenemos son diferencias en el modo en cómo se dirige el Partido Socialista. Estamos perseverando en una lógica elitista, que excluye a las bases y es impresionante que, en este tiempo, estamos participando menos que en la clandestinidad, con los riesgos que eso conllevaba. La opinión de la base militante no es considerada y falta una plena democracia interna. En la base están los militantes y los dirigentes vecinales.

-¿Ve bien la base de diputados que tiene el Socialismo en la zona?

-Nosotros tenemos tres diputados que son muy fuertes en esta zona; Manuel Monsalve es nuestro jefe de bancada, muy inteligente y ha sabido conducir a la bancada. Jaime es un emblema del partido y que aporta su reflexión en cada tema a la bancada. Y qué decir de Gastón, una persona que fue alcalde de Talcahuano por muchos años y que tuvo un caudal de votos significativos. Nos pasa en todas las regiones en que la oposición no se articula.

-¿Qué pasa con los distintos planteamientos de las figuras históricas para la política de izquierda?

-Un ejemplo es lo ocurrido con Camilo Escalona quien invitó al Frente Amplio a participar en conjunto, ellos respondieron que no y todo quedó en eso, entre el sí y el no, no se parte por el final. Debemos construir confianzas con el FA y debemos construir trabajo colectivo y después identificar las coincidencias programáticas que tenemos para ver si estamos en condiciones de ofrecer algo conjunto al país. Estos dos hechos nos permitirán arribar a una coalición. La gente a nosotros nos ve en la lógica copular y la gente está preocupada de la delincuencia, de los bajos sueldos, etc.

-¿Qué es Convergencia Progresista?

-Yo creo que es una decisión adoptada por los órganos regulares del PS, no nos oponemos a una coordinación entre partidos, sino que es un arrebato con fecha de término.

-Esta es una coalición para demostrar poder?

-No lo sé, hay contradicciones en los mensajes que se mandan, esto no fue objeto de una sanción al interior del partido. La política de alianza debe ser para que haya una confluencia desde el FA hasta la DC. No nos pueden ver como enemigos y tenemos que superar la exclusión, y debemos ser capaces de construir un proyecto de país que dé gobernabilidad y le dé sentido a los chilenos.

-La Nueva Mayoría se creó para acompañar a la ex presidenta Bachelet, bajo esa lógica ¿Para qué se creó Convergencia Progresista?

-Saquemos lecciones, la NM tuvo pereza política cuando fue oposición, ya que no se construyó un proyecto político, ya que volvía “Santa a Michelle Bachelet”. El principal problema fue la orfandad con la que actuaba, la coalición no la acompañó ya que tuvimos un fuego amigo muy fuerte y una coalición que prestó poco apoyo. No hubo ningún partido 100% leal a Bachelet como lo merecía. No podemos cometer un error así nuevamente. Cuando la Presidenta era una bomba electoral, todos se daban codazos para estar con ella, pero cuando tuvimos el bajón en la encuesta sentimos la soledad. A pesar de las dificultades, la presidente intentó cumplir el compromiso que tuvo con los ciudadanos. Tenemos que construir confianzas con el FA y a partir de eso algo que le interese al país detrás de una propuesta amplia, más amplia que la NM.

-¿Fue muy dura la derrota? les ha costado ser una oposición fuerte.

-No hemos logrado darle valor a los triunfos y sí, la derrota fue muy fuerte y muchos han hecho huevo de pato con la derrota, Nueva Mayoría no fue unida. El PS hizo una vergonzosa votación secreta que dejó fuera a Ricardo Lagos

-En ese episodio se vieron las ansias de poder del PS, en vez de elegir un candidato con trayectoria, escogen al que lidera las encuestas.

-Habría que preguntar qué motivo eso, lo que queda claro, es que no vieron las consecuencias de esa decisión. Al tener primarias llegábamos con un candidato común y una lista parlamentaria común. El PS mató a la Nueva Mayoría. Yo digo que aprendamos de los errores, la logíca es confianza, programa y coalición, esa es la fórmula, lo otro nos demuestra desesperados por volver al poder.

Etiquetas