Política

Líder Nacional de la Masonería: “El Te Deum creo que debiera ser superado frente a la realidad”

El recientemente asumido gran maestro de la Gran Logia de Chile trazó los objetivos de una administración que, espera, se vea marcada por la incidencia en el debate público.

Por: Javier Cisterna | 11 de Agosto 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Historiador, escritor y, desde el mes pasado, gran maestro de la Gran Logia de Chile. Sebastián Jans (63) inicia sus funciones como líder nacional de la masonería y comienza también a delinear la ejecución de un proyecto institucional con marcado carácter público.

Así lo comentó en entrevista con Diario Concepción, oportunidad en la que detalló las principales preocupaciones de la orden que hoy encabeza. Lejos del oscurantismo y las historias que han orbitado en torno a compañeros y maestros, Jans asegura que la prioridad es la libertad de conciencia. Y, para consagrarla, no habrá reparo en opinar.

– ¿Cuál es el proyecto para la Gran Logia?

– Hay temas internos y externos. En lo interno, la masonería es una institución docente, que forma individuos, que les da un ámbito de reflexión. Entonces yo creo que traemos algunas ideas importantes respecto a cómo consolidar nuestros procesos docentes, impulsar fuertemente lo relativo a los valores, cómo los desarrollamos hacia la sociedad, cómo los expresamos de manera más efectiva y, también, el mayor conocimiento respecto de la doctrina masónica

– ¿Buscará estar presente en los grandes temas públicos?

– Vamos a trabajar en eso. Tenemos que tener una mayor presencia. Yo creo que la masonería está presente, lo que pasa es que los masones no andan con una banderita diciendo “yo soy masón”. Tenemos que poner acento en temas muy relevantes.

– ¿Como cuáles?

– Para nosotros la igualdad es un tema central. La tolerancia. Es algo que tenemos que afirmar. Hoy es muy fácil constituir una opinión irrelevante y destruir al adversario, tratar de descalificar antes de escuchar. Hay un ambiente erizado desde el punto de vista de los diálogos sociales. Tenemos que construir eso, pero también estamos dispuestos a levantar opinión fuerte respecto a temas que tienen impacto directo en las personas.

– La denominada agenda valórica.

– Hoy se discute sobre los temas valóricos, en circunstancias de que son derechos los que están en discusión. Desde luego podemos tener una mirada valórica. En ese sentido vamos a ser potentes, vamos a señalar nuestra posición. Creemos que hay algunos lastres dentro de la institucionalidad del país que hay que enfrentar. Objetivamente, hoy, el tema de la República está un poco difuso desde el punto de vista de la comprensión de ciertos actores políticos.

– ¿No colisiona con la libertad de expresión?

– Todos tenemos derecho a ser informados y a constituir opinión, pero el tema en general se pone difícil cuando hay actores que pretenden hegemonizar la institucionalidad, los espacios de discusión. Ese es un tema importante. Para nosotros lo fundamental en la construcción humana es que parte por el derecho a la autodeterminación de las personas. Por eso nosotros promovemos fuertemente la libertad de conciencia. Hoy hay discusiones, como lo que pasó en Argentina hace algunos días, cuando se habló de los derechos de la mujer. Nosotros consideramos que la mujer tiene la posibilidad de autodeterminarse como cualquiera.

– Hoy también se discute la pertinencia del Te Deum. ¿Qué opinión le merece?

– Yo creo que no debiera haber un acto religioso a cargo de las autoridades de la República, sin dejar de valorar el sentido tradicional que tiene, pero creo que, en general, cuando hay situaciones complejas, lo más conveniente es que las autoridades no estén participando en estas circunstancias.

– ¿Cree que no se ajusta a un Estado laico o lo dice por la situación actual de la iglesia?

– El Te Deum yo creo que debiera ser superado hoy frente a la realidad que muestra la propia evolución de nuestra sociedad. Creo que es muy difícil para una autoridad que un líder religioso le marque la cancha. A propósito de que estamos orando por la patria, y resulta que se les raya la cancha. Creo que es un abuso y, por tanto, cuando hay abuso, yo siento que es mejor que esto no se materialice.

Etiquetas