Política

Gore Bío Bío se prepara para plan de austeridad

Por: La Discusión | 07 de Abril 2018
Fotografía: francesca parodi

Presidente Piñera anunció un paquete de medidas para ahorrar US$500 millones durante sus 4 años de Gobierno.

El anuncio del Gobierno respecto de la puesta en marcha de un plan de ajuste fiscal que permitirá ahorrar US$122 millones anuales -monto que llegaría a cerca de US$500 millones durante los cuatro años de Gobierno-, fue bien recibido por las autoridades locales.

Las medidas, que serán comunicadas vía instructivo a las reparticiones públicas, intendencias y empresas estatales en los próximos días, consideran la reducción de gastos y de difusión “al mínimo necesario”; y plantean austeridad en el ejercicio de la función pública, reduciendo viáticos, horas extra y eliminando viajes en primera clase, en el caso de quienes no ostentan cargos de primera línea.

Francesca Parodi, seremi de Gobierno de Bío Bío, explicó que el monto del ahorro se reasignará a programas sociales. “Estos 500 millones de dólares se reorientarán a programas sociales que finalmente están en el corazón del programa del Presidente Piñera, como por ejemplo, la Agenda de la Infancia, para poner a los niños, finalmente, primeros en la fila. A nivel regional, vamos a recibir los instructivos dentro de los próximos días para ver cómo nos podemos adecuar a lo solicitado”, aseveró.

Por su parte, la gobernadora de Ñuble, Paola Becker, anunció que cumplirá con este plan en un 100%, teniendo ya un presupuesto acotado.

“El sentido de este apretón de cinturón en la economía fiscal es poder mirar las cifras con rostro humano y no ocupar los recursos en gastos que son innecesarios bajo la mirada de la gente”, aseveró.

Respecto de algunas medidas, como la reducción de contratos a honorarios, la autoridad aclaró que los programas sociales no se verán afectados.

“El llamado a la comunidad es a estar tranquilos en torno a este ajuste que nos está proponiendo el Presidente, porque no se va a ver afectada ni la continuidad de los servicios, ni de los programas sociales. Los gastos que se verán afectados son aquellos que no tienen rinde social, que son superfluos muchas veces como, por ejemplo, la publicidad, el protocolo y los traslados. Desde el primer día hemos dado la señal en la Gobernación, puesto que hemos realizado algunos viajes a Santiago y yo he renunciado a todos los viáticos correspondientes”, manifestó Paola Becker.

Etiquetas