Opinión

Lo que nos pasa a nosotros

Por: En el Tintero | 30 de Junio 2019

Algunos sociólogos han dado en diagnosticar la situación de los chilenos como “anomía”, entendiendo por aquello como un estado que surge cuando las reglas sociales se han degradado o directamente se han eliminado y ya no son respetadas por los integrantes de una comunidad. La anomia es, para las ciencias sociales, un defecto de la sociedad que se evidencia cuando sus instituciones y esquemas no logran aportar a algunos individuos las herramientas imprescindibles para alcanzar sus objetivos en el seno de su comunidad. Esto quiere decir que la anomia explica el porqué de ciertas conductas antisociales y alejadas de lo que se considera como normal o aceptable.

Como respaldo para esa conclusión se exhibe las cifras duras, mostradas más de alguna vez en medios tanto especializados como masivos, se observa que en lo relativo a depresión, por ejemplo, Chile es uno de los países con la tasa más alta, que el inicio al consumo de alcohol en nuestro país es el más temprano del mundo, 12 años de edad, con un promedio mundial de 14-14 años y con iguales, más bien negativos, primeros lugares en suicidio, violencia doméstica y escolar.

Puede ser que estemos experimentando los dolores del crecimiento, con asuntos por resolver, el dilema todavía irresuelto entre el crecimiento económico y la protección del delicado tejido social. La economía es frágil y cambiante, pero la sociedad también, tiene que haber un equilibrio, una armonización entre ambos factores, el predominio de uno sobre otro no ha dado a ninguna sociedad un resultado de paz social.

No es un asunto a resolver en plazos breves, pero sí se puede aprender a lidiar con esta realidad sin andar por allí quemando neumáticos.

PROCOPIO

Etiquetas