Opinión

Ya llegan las siete plagas de Egipto

Por: En el Tintero | 26 de Junio 2019

La temporada invernal trae algo más que lluvias y frío, trae también una innovativa colección de achaques. Nuestras defensas son movilizadas para reconocer y destruir gérmenes nocivos para nuestro organismo, en general éste responde razonablemente bien, pero el equilibrio, es decir la salud, se interrumpe cuando disminuyen las defensas, por ejemplo, cuando por frío hay una menor circulación sanguínea, o por encierro, falta de circulación o por aglomeración, aumenta el número de microrganismos patógenos presentes.

Las enfermedades del aparato respiratorio son las más frecuentes en esta época, afectando, principalmente, a niños y personas de la tercera edad, aunque realmente nadie está absolutamente seguro. Como una forma de tradición negativa, está el notorio aumento de las consultas médicas en los consultorios, es predecible que en un futuro próximo los medios se hagan cargo de denuncias por esperas descritas como interminables y servicios aparentemente colapsados.

Sin embargo, es necesario escuchar a la otra parte, a los sufridos funcionarios de los consultorios, sobrepasados en esas oportunidades por una demanda no siempre justificada. Personas que por síntomas muy menores solicitan atenciones urgentes, medicamentos y tratamientos con drogas inyectables. No pocas veces ponen a sus niños menores en riesgo, al acudir a lugares atestados, en contacto con personas portadoras de infecciones surtidas.

Es unaoportunidad para recordar que tenemos maneras de  protegernos, que no es necesario exponerse innecesariamente. Se requiere prudencia, para evitar que, por consultas innecesarias, se colapsen servicios indispensables para aquellas personas realmente enfermas.

 

PROCOPIO

Etiquetas