Opinión

Celebrar, pero también reflexionar

Por: Diario Concepción | 14 de Mayo 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Hoy es un día para celebrar un hito fundacional, que sin duda fue de una enorme trascendencia para el país, y especialmente para Concepción y para nuestra Región. La creación de la primera universidad chilena fuera de Santiago, nacida del empuje de un grupo de visionarios penquistas, marca un punto de inflexión para el desarrollo integral de Concepción, Bío Bío, Ñuble y su gente. Ello desde el punto de vista sanitario, científico, industrial, humanista, social, artístico, cultural y deportivo, por solo nombrar algunos de los grandes ejes de acción que marcaron su primer siglo.

Pero no se trata sólo de conmemorar. Los primeros cien años de vida de la Universidad también nos invitan a la reflexión. Junto con agradecer las muestras de cariño y afecto por el centenario, debemos ser conscientes, con mucha humildad, de la misión que nos cabe al servicio de la comunidad regional y nacional, y es este rol de servicio público el que debe llamarnos a la construcción de los desafíos de futuro. Por un lado, están las metas de aportar al desarrollo integral de nuestro país, que involucra los elementos científico-tecnológicos, pero también los artísticos, culturales, las ciencias humanas y sociales.

Esa es la reflexión a la que debe autoconvocarse la comunidad universitaria. ¿Cómo establecemos esta comunión, esta armonía en la construcción de este desarrollo equilibrado en donde no descuidemos estas distintas o diferentes dimensiones de la capacidad creativa humana?

Queremos aportar al crecimiento de las personas, al crecimiento integral, donde todas las dimensiones sean incorporadas. Por último, la mirada de la Universidad de Concepción debe incorporar necesariamente el desafío que planteó Naciones Unidas del desarrollo sustentable, poniendo especial énfasis en la sostenibilidad de la vida humana en nuestro planeta.

En este día tan importante para la UdeC, para Concepción, para la Región y para los miles de ex alumnos diseminados en Chile y el mundo, los invitamos a celebrar y a seguir trabajando juntos por el Desarrollo Libre del Espíritu.

Carlos Saavedra Rubilar
Rector Universidad de Concepción

Etiquetas