Opinión

Productividad

Por: Diario Concepción | 14 de Abril 2018
Fotografía: Diario Concepción

JORGE PORTER TASCHKEWITZ
Ingeniero Comercial UdeC

Los chilenos tenemos la costumbre de ser elípticos para decirnos las cosas, nos cuesta hacerlo directamente y utilizamos permanentes rodeos. Esta mala costumbre nos hace utilizar palabras, dichos, metáforas que a veces nos llevan a malos entendidos con nuestros interlocutores, además del mal uso del tiempo.

Esto se ve aumentado por la poca confianza en el otro, cosa que también nos caracteriza, y generalmente nos quedamos con la pregunta: ¿qué me habrá querido decir?

Las pocas veces que nos comunicamos de frente, utilizamos una forma y un lenguaje no adecuados, mucho eslogan y frases pegajosas de poca profundidad, pero sí efectistas y vendedoras de ilusiones, que hemos escuchado durante tanto tiempo.

Debemos esforzarnos por decirnos las verdades en forma directa, sin tapujos y siempre, sin creer que tenemos una superioridad sobre los demás que se da muy seguido, desgraciadamente. Tenemos que desarrollar una capacidad infinita de escuchar, así como saber plantear nuestros puntos de vista sin ideologismos fundamentalistas, y aportando el máximo de estudios e información seria y comprobable.

Desde hace varios años, expertos nos vienen diciendo sobre la baja productividad que tenemos en el país al compararnos con países de la OECD. Trabajamos más horas y creamos menos valor que el resto.

En términos macroeconómicos, en el país se mide la Productividad Total de Factores (PTF), que es la parte del crecimiento económico del país que no es explicada por el stock de trabajo y de capital.

En los últimos 5 años, la PTF en el país ha caído anual y porcentualmente en un – 0,3% el año 2013, – 1,6% el 2014, – 0,7% el 2015, – 1,2% el 2016 y se estima – 1,2% el año 2017.

Desde el año 1990 hasta el 2012, o sea en 23 años, la PTF tuvo sólo 4 años con caídas y que fueron – 0,1% y -2% los años 1998 y 1999 cuando nos dijeron que la crisis asiática no nos afectaría, y – 1% y -3,7% los años 2008 y 2009, para la crisis sub prime.

Por eso es desastroso lo ocurrido entre 2013 a 2017, en que la PTF cayó los 5 años seguidos. Algo no se hizo bien y alguien no ha querido reconocerlo o lo ha adornado con nuestras típicas actitudes elípticas ya mencionadas.

Para las actividades, trabajos, procesos, profesiones y especialidades del futuro, que ya tenemos encima, es importante la productividad para competir en el mundo.

Para ello, debemos abordar con urgencia y seriedad, varios temas que nos ayuden a mejorar esta situación en la Región, entre los cuales están: a) la investigación y desarrollo, somos el país de la OECD con el porcentaje más bajo del PIB destinado a I+D, y centralizado ya que el 71,4% del total se quedó en la Región Metropolitana, así como las donaciones que la R.M. se quedó con el 88,7% de todos esos recursos, b) modernizar las leyes laborales, las cuales hoy no permiten flexibilizar la forma de trabajar para incorporar más mujeres y jóvenes, c) mejorar e incentivar la capacitación permanente para anticipar el futuro y el cambio de habilidades requeridas, y d) incentivar la modernización urgente de la Educación Superior para enfrentar la Revolución Industrial 4.0 con la robótica, digitalización, virtualización.

Estamos muy atrasados, el mundo es y será de los que actúen con excelencia, entre los rápidos y los más rápidos.

Etiquetas