Opinión

Bicentenario de la Batalla de Maipú

Por: Diario Concepción | 08 de Abril 2018
Fotografía: Diario Concepción

Batalla desarrollada al sur de Santiago el domingo 5 de abril de 1818, que empezó a las 11:30 horas y en el que se enfrentaron el Ejército realista dirigido por Osorio y las fuerzas patriotas que comandaba el General don José de San Martín.  En los primeros momentos el combate se mantuvo indeciso, pero una carga realista contra el ala izquierda de los patriotas hizo que éstos retrocedieran en gran desorden. Rehechos y agrupados por la infantería, reanudaron la lucha con gran ardor logrando que el enemigo cediera ante esta presión, desencadenándose la retirada realista.

A las 14:30 horas la batalla estaba decidida a favor de los patriotas y san Martín comunica al Gobierno la victoria.  Osorio se retira del campo de batalla con el resto de la caballería, en tanto el realista José Ordóñez se hizo cargo del mando trasladándose a las casas del fundo de Lo Espejo, lugar en el cual se rindió al anochecer, junto con toda la oficialidad que fue cayendo prisionera en su huida, hombres como Morgado, Primo de Rivera, Rodil, Morla, los cuales permanecieron detenidos en Santiago y luego enviados a Argentina, donde fueron fusilados por haber organizado un levantamiento y fuga en su prisión.

Al final del combate, y cuando las tropas realistas abandonaban el campo, hizo su entrada el Director supremo don Bernardo O’Higgins, (con su brazo en cabestrillo, herida sufrida en Cancha Rayada el 19 de marzo de 1818) con un piquete de milicianos tomando parte en el último ataque a los realistas, y al enfrentar a San Martín en el campo de batalla le grita “gloria al salvador de Chile” y se funde en un abrazo con San Martín, quien exclama “General, Chile no olvidará jamás al ilustre inválido que en el día de hoy se presenta en el campo de batalla en este estado”

De los 5.300 españoles que participaron en la batalla quedaron muertos en el campo 1.500 y fueron hechos prisioneros 2.289, entre ellos el General Ordóñez. En tanto el ejército patriota perdía el 35% de sus 4.300 efectivos.

Como epílogo de esta contienda, y con el fin de entender la magnitud de la derrota ocasionada a las fuerzas realistas, es la llegada a Concepción, días después de la batalla del general Mariano Osorio, quien salió de Concepción con más de 5.000 experimentados combatientes, y regresó con tan sólo una docena de hombres que lo acompañaron en su huida a Concepción.

La batalla de Maipú consolidó definitivamente nuestra independencia del reino de España.

Alejandro Mihovilovich Gratz
Profesor de Historia y Geografía
Investigador del Archivo Histórico de Concepción

Etiquetas