Mundo

Rescate de jóvenes atrapados en Tailandia podría tardar meses: estas son las alternativas

Por: César Herrera - La Tercera | 04 de Julio 2018
Fotografía: La Tercera

Este lunes fueron hallados con vida los 12 adolescentes y el entrenador que se perdieron en una excursión montaña adentro hacia el laberinto de grutas de Tham Luang Nang Non en Tailandia.

Si bien el grupo fue encontrado, ellos están atrapados en una cueva inundada de la provincia de Chiang Rai. Las lluvias pronosticadas para los próximos tres días dificultan las tareas de rescate, por lo que no descartan que los jóvenes pasen semanas, incluso meses, en su interior.

“Nos prepararemos para enviar alimentos con los que puedan mantenerse por lo menos cuatro meses y para entrenar a los 13 a bucear mientras se continúa drenando el agua”, anunció este lunes el capitán de la Marina tailandesa, Anand Surawan.

La búsqueda que comenzó el 23 de junio, tras la alerta de uno de los empleados del parque tailandés, dio frutos este lunes, cuando dos buzos británicos encontraron vivos a los 13 desaparecidos, quienes tras ingresar a la cueva no pudieron salir.

Supervivencia

Ante la incógnita sobre “cómo lograron sobrevivir los nueve días” atrapados en la cueva, el rescatista holandés, Ben Reymenants, en primera lugar destacó en entrevista con el programa Newsnight de la BBC, que encontrar a los menores y a su entrenador con vida escapa de lo común, más si se considera que sólo tres adolescentes presentaron heridas o rasguños.

“Obviamente están muy débiles, pero están todos vivos y han estado sentados en un pedazo de roca en un espacio reducido durante unos diez días, así que eso es un milagro”, aseguró.

El experto holandés indicó también que el lugar donde se encuentran tiene una temperatura aproximada de unos 26° C, lo cual impidió que sufrieran hipertermia o hipotermia.

A su vez, agregó que el agua que los rodea, y que los mantiene atrapados a más de 2 kilómetros de la entrada y una profundidad de entre 800 metros y 1 kilómetro, no es potable. No obstante, la que cae de las paredes de la cueva sí lo es. Esto permitió evitar la deshidratación de los 13.

Además, Reymenants, aseguró que otro de los factores que ayudó a su supervivencia de los niños, es que estos, por su composición anatómica, pueden sobrevivir más tiempo sin alimentos.

Opciones de rescate

Buceo

El coordinador nacional de la Comisión de Rescate de Cuevas de Estados Unidos, Anmar Mirza, explicó a la BBC que “la opción de sacarlos buceando es la más rápida, pero también la más peligrosa”.

Misma opinión tiene el coordinador regional en Florida de la Organización Internacional de Recuperación de Cavernas Submarinas, Edd Sorenson, quien sostiene: “Con ese tipo de condiciones extremas es muy fácil y muy probable que se aterroricen y puedan acabar con su vida o la de los rescatistas”.

Autoridades locales han informado que los jóvenes se encuentran con un grupo de 11 buzos que trabajan para mantenerlos con vida mientras se define la estrategia para sacarlos.

Perforación

Con el fin de drenar parte del agua que hay al interior, expertos han intentado perforar agujeros en las paredes de la cueva. Esta técnica ha sido evaluada como otra estrategia para el rescate, sin embargo, se necesitaría construir nuevos caminos para acomodar el pesado equipo que requiere atravesar las rocas de gran grosor.

Mirza, añade que para esta opción se necesita una inspección de las cavernas para evitar posibles derrumbes o perforar en lugares no indicados. “Parece fácil, pero en realidad es muy difícil. Es como buscar una aguja en un problema de pajar”, manifestó el especialista.

Esperar

El gobernador de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, afirmó que continuarán las tareas de drenaje de agua de la cueva, además de enviar médicos y enfermeras para mantener supervisada la salud de los niños y el adulto.

“Si los médicos dicen que la condición física de ellos es lo suficientemente buena como para ser movidos de allí, los sacaremos de la cueva”, afirmó el rescatista holandés, Ben Osottanakorn, quien también es parte del equipo internacional que trabaja en la zona.

“Después de nueve días sin comida, tienes que observar su ingesta de alimentos”, añadió.

Sorenson comentó que es necesario “llevarles alimentos, agua, sistemas de filtración u oxígeno, si el espacio donde están lo requiere”.

“Tienen luces y esperanzas ahora, así que creo que hay que esperar, siempre y cuando puedan obtener suministros allí para que estén cómodos y calientes, alimentados e hidratados”, concluye.

Grupo de jóvenes atrapado en la cueva de Tailandia.

Por su parte, el fundador y director del Instituto de Trauma Infantil en Massachusets, EE.UU, Ricky Greenwald, explicó a la BBC News que la supervivencia no evita que el trauma sufrido por estos menores pueda ser similar al de personas que regresan de una “experiencia de guerra” y que pueden necesitar ayuda psicológica para su recuperación.

Etiquetas