Mundo

Moreno gana consulta en Ecuador y da duro golpe a futuro político de Correa

Por: La Tercera | 05 de Febrero 2018
Fotografía: La Tercera

Tal como lo habían pronosticado las encuestas, el Presidente de Ecuador, Lenín Moreno, se anotó un triunfo en el referéndum y la consulta que se realizó ayer en el país, dando un duro golpe a su ex aliado, el ex mandatario Rafael Correa. Porque, basándose en el conteo rápido del Consejo Nacional Electoral (CNE), el “sí” se impuso en las siete preguntas que debían responder los poco más de 13 millones de ecuatorianos convocados a las urnas.

La presidenta del CNE, Nubia Villacís, informó – antes de dar a conocer los resultados- que el 82,1% de los ecuatorianos empadronados para la elección votaron. Una cifra superior a la segunda vuelta de los comicios presidenciales de 2017, en los que la participación llegó a 74,82%.

Según estos resultados, un 64,6% de los ciudadanos aprobó derogar la reelección indefinida de autoridades, mientras que un 35,3% estuvo en contra. Así, Correa (2007- 2017) pierde la opción de recuperar el poder en las presidenciales de 2021.

Además, un 74% aprobó que quienes hayan sido sentenciados por corrupción queden inhabilitados para participar en la vida política y pierdan sus bienes. Un 63,6% estuvo de acuerdo con la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana, órgano que designa a las autoridades de control en el país.

Pocos minutos después de conocer este conteo rápido, el Presidente Moreno -que se encontraba reunido con su gabinete en el Palacio de Carondelet- señaló en un discurso televisado que la consulta se dio como resultado de escuchar a todas las partes. “No volverán ya los viejos políticos, tienen la obligación de renovarse”, dijo el mandatario, interrumpido por aplausos y sin mencionar el nombre de ningún político en particular. Aseveró, además, que “hoy tenemos la respuesta y la propuesta, ahora todos estamos obligados a ejecutar este mandato sin demora, estamos obligados a ser consecuentes con los resultados obtenidos”. Informó que en los próximos 30 días la Asamblea Nacional pondrá en marcha los mecanismos para las reformas pertinentes. “Ecuador pide paz, pide trabajo y estas serán nuestras prioridades. La victoria del sí abre caminos, es hora de volver a abrazarnos”, añadió.

En ese sentido, el presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) de Ecuador, José Serrano, adelantó durante la tarde de ayer que se creará una comisión especial en el parlamento para implementar los cambios necesarios que se deriven de los resultados de la consulta popular y referéndum.

“En la Asamblea, dentro de la agenda legislativa, haremos también una pausa para incluir todos los temas concernientes a la consulta popular, porque la implementación tiene que darse a través de las normas, a través de las reformas constitucionales, que ya tienen que quedar selladas en la Asamblea”, dijo.

Serrano, del movimiento oficialista Alianza País, señaló que para ello crearán una “comisión ocasional especial” integrada por nueve miembros de las diferentes bancadas, que “permita en los próximos treinta días trabajar en esa perspectiva”.

La reacción de Correa no tardó en llegar y fue entrevistado por la cadena Telesur. “Yo no tengo aspiración política”, dijo anoche y añadió que era el momento de darles paso a los jóvenes. Antes en Twitter había escrito: “¡Felicitaciones a todos nuestros militantes! NINGÚN movimiento por sí solo puede lograr el 36% alcanzado, peor en tan poco tiempo y en lucha tan desigual. La lucha continúa. No podemos aceptar en un Estado de Derecho, tamaño rompimiento constitucional. ¡Hasta la victoria siempre!”.

En los otros resultados del referéndum y la consulta, un 73,7% aprobó castigar los delitos sexuales a niños; un 69,1% estuvo de acuerdo con la prohibición a la minería metálica; un 63,6% aprobó la eliminación de la ley de plusvalía y el 67,8% estuvo de acuerdo con limitar la extracción en el Yasuní.

En la misma línea, la facción leal a Correa había dicho en la tarde que iba a considerar una victoria si sigue contando con el voto de sus bases del 30%, según declaró a la agencia EFE la asambleísta Gabriela Rivadeneira, mano derecha del dirigente.

Los analistas coincidían que el referendo es el último capítulo de la ácida disputa entre estas dos figuras que impulsaron la “revolución ciudadana” hace 10 años. La pelea derivó en una fractura en el oficialismo, mayoritario en la Asamblea Nacional, y esta victoria le podría servir a Moreno para ganar legitimidad, recomponer sus apoyos y tomar medidas económicas.

Etiquetas