Mundo

Referendo en Ecuador consolida quiebre entre Moreno y Correa

Por: La Tercera | 08 de Enero 2018
Fotografía: La Tercera

Ecuador inició el miércoles la campaña para el referéndum sobre la modificación de la Constitución, que se celebrará el 4 de febrero, marcada por la confirmación de la pérdida del cargo del vicepresidente Jorge Glas, condenado por el caso Odebrecht. Y es que la controversia parece ser la tónica de todo este proceso.

Promovida por el Presidente Lenín Moreno, la consulta popular considera siete preguntas. Pero una de ellas es la que concita la mayor atención. Se trata de la eliminación de la reelección indefinida, que de ser aprobada implicaría una dura estocada política para el ex mandatario Rafael Correa (2007-2017) de parte de su ex vicepresidente. Pese a que ambos son miembros del oficialista partido Alianza País, se mantienen distanciados tras meses de conflicto.

La campaña electoral se inició con 40 organizaciones ciudadanas inscritas. Según el diario quiteño El Comercio, 36 de estas agrupaciones sociales y políticas están a favor del “Sí” a las siete preguntas impulsadas por el gobierno. Las restantes cuatro organizaciones aprobadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) harán campaña por el “No” a ciertas consultas del referéndum que, además de la reelección, abordará temas sobre corrupción, plusvalía, naturaleza, minería y delitos sexuales a menores.

Serán 30 días de campaña, en los que los bandos tendrán líderes claramente identificables: Moreno y Correa. En medio de la pugna de poder que mantiene en crisis a Alianza País, el ex mandatario arribó el viernes a Ecuador procedente de Bélgica, país donde reside desde que dejó el poder en mayo pasado.

El ex Presidente denunció que en Ecuador existe un “discurso único” promovido por el partido gobernante, los medios, los bancos y el gobierno para apoyar el “Sí” al referéndum constitucional. “Voy a mi patria (…) a estar con mis compañeros en esta lucha contra la traición y la partidocracia”, señaló en su cuenta de Twitter. “Trataremos de que, en las preguntas 2, 3 y 6, gane el No”, insistió en una entrevista radial.

Moreno, en cambio, pidió apoyo de cara a la consulta “porque depende muchísimo de su resultado la capacidad de ejercer la gobernabilidad sin ninguna cortapisa, sin ninguna traba”, en un velado mensaje al ex mandatario.

“Sacarlo de competencia”

Moreno, ex vicepresidente de Correa entre 2007 y 2013, promueve dejar sin efecto la reelección indefinida que permitiría regresar a la Presidencia en 2021 a su correligionario convertido hoy en principal rival. El jefe de Estado sostiene que ese mecanismo es una “aberración política” y busca restablecer la reelección por una sola vez, como lo marcaba la Constitución en vigencia desde 2008.

Con un 71% de aprobación a su corta gestión según un sondeo de Cedatos, Moreno es favorito para vencer en la consulta.

Pero el correísmo, cuyo líder cerró su administración con un 48% de aceptación, no da su brazo a torcer. Este sector, según consigna France Presse, acusa a Moreno, presidente de Alianza País reconocido por el CNE, de aliarse con la oposición para hacer “desaparecer el legado” de la denominada “Revolución Ciudadana” impuesta por Correa tras una década de inestabilidad democrática en Ecuador, expresó Ricardo Patiño, ex canciller de Correa y presidente encargado del ala correísta en el fraccionado partido oficialista.

Para Santiago Basabe, analista político y catedrático de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en Quito, la enmienda a la reelección indefinida “es la única pregunta de trascendencia política de la consulta, pues implica anular electoralmente a Correa”, según explica a La Tercera. “El único objetivo de esa pregunta es sacarlo de la competencia electoral, al menos en el corto plazo”, agrega.

Wladimir Sierra, analista político y docente de la Pontificia Universidad Católica de Ecuador, coincide en tal apreciación. “A la consulta hay que mirarla sobre todo como una disputa interna de Alianza País. Es un instrumento político que amparado en la legalidad busca ajustar cuentas con las figuras que encarnaron el poder en el gobierno anterior. Para los electores es claro que con la consulta se busca castigar y excluir políticamente a Correa y su grupo de influencia”, dice a La Tercera.

Según Sierra, la eliminación de la reelección indefinida apunta directamente contra una nueva postulación del ex mandatario, “pues en el plan de Alianza País estaba supuesto que luego del gobierno de Moreno quedara abierta la posibilidad para la reelección de Correa”.

En el caso de que el “No” pierda, Sierra cree que el ala correísta “va a buscar todos los caminos posibles para deslegitimar o destituir a Moreno”. Basabe, en tanto, estima que Correa “se replegará a Bélgica por un tiempo y luego retornará a Ecuador a intentar generar algún espacio de incidencia”.

Etiquetas