Deportes

Con polémico penal, la UdeC cayó en la capital

El Campanil sufrió por un dudoso cobro en su visita a la capital y perdió por la mínima ante Unión Española.

Por: Ignacio Abad Parraguez | 11 de Mayo 2019
Fotografía: Agencia UNO

Una semana de malos acontecimientos completó Universidad de Concepción al caer por 1-0 ante Unión Española, por la duodécima fecha del Campeonato Nacional.

Los estudiantiles comenzaron mejor y enviaron sus primeros avisos con disparos a distancia de Alejandro Camargo y Patricio Rubio.

Los hispanos, en tanto, reaccionaron a las arremetidas y devolvieron el golpe a los 12’ con un rasante disparo a distancia de Rodrigo González que se fue desviado.

Los penquistas retomaron el control de las acciones y volvieron a poner en aprietos al meta Diego Sánchez con un derechazo de Fernando Manríquez que rozó el larguero (34’).

El complemento fue opaco y de pocas ocasiones de riesgo. Tanto hispanos como auricielos no tuvieron la claridad para hilvanar jugadas para desnivelar y pelearon el balón, durante gran parte del juego, en el centro de la cancha.

Esta fue la tónica del encuentro hasta el minuto 80’, cuando se generó la gran polémica de la duodécima jornada del torneo.

La controversia se generó luego de que el cuarto árbitro del compromiso, Felipe González, detuviera el encuentro e instara a Piero Maza, el juez central, a cobrar penal a favor de los dueños de casa por una dudosa mano en el área de Nicolás Orellana.

La forma en cómo se detuvo el duelo y lo mucho que demoraron en oficializar el dictamen generó la molestia en el plantel universitario. Es más, hasta el mesurado Francisco Bozán, DT de los penquistas, se salió de sus casillas y recriminó al réferi con un categórico “¡tú no has visto nada!”.

Cristian “Tigre” Muñoz también abandonó la portería para sumarse a las réplicas y pedirle un poco de certeza al árbitro con un irónico “¿estás seguro?”. Más allá de todas estas airadas expresiones, la terna arbitral se mantuvo firme en su decisión y ratificó la ejecución del disparo desde los doce pasos.

El encargado de anotar la única conquista del compromiso fue el colombiano Yulián Mejía, quien tuvo la frialdad de obviar la situación y batir al “Tigre” con un rasante remate. Una caída que dolió.

Etiquetas