Deportes

UdeC vivió tarde maldita entre lesiones y tarjetas

Sufrió la expulsión de Vittor, las salidas de Droguett y Vadalá, luego vio como Antofagasta le ganaba con un lanzamiento penal. Terrible. Una de esas jornadas donde nada puede salir bien.

Por: Paulo Inostroza | 01 de Octubre 2018
Fotografía: Agencia UNO

Un partido difícil de analizar. Anormal. El choque de escoltas de Universidad Católica tuvo de todo, pero cada cosa que ocurrió fue en contra de Universidad de Concepción. El Campanil terminó cayendo, con un hombre menos, y ahora comparte el subliderato en la tabla, a 5 puntos de una UC que supo vencer a Colo Colo a primera hora (1-0). Los dirigidos por Beñat sacaron buena ventaja con 6 finales por delante.

El partido siempre fue trabado y áspero. De mucha falta en mitad de cancha, pechazos, alegatos frente al árbitro y entre rivales. El fútbol demoró en aparecer, con un local que entró nervioso, con muchísima gente en tribunas. Del lado auricielo, buenos primeros minutos atacando por el lado de Jonathan Benítez y la correcta proyección de Guillermo Pacheco, pero con pocas llegadas en serio.

Y de a poco, el cuadro puma empezó a soltarse. Gabriel Sandoval intentó desde fuera del área, pero desvió por mucho. Más tarde sería el turno del venezolano Eduard Bello, quien azotó el travesaño con violento derechazo que ni siquiera permitió la reacción de Cristián Muñoz.

Como sea, las cosas estaban parejas hasta que comenzaron las desgracias. Primero, la lesión del siempre importantísimo Hugo Droguett, tras un golpe de Sandoval que lo sacó tempranamente de la cancha. Y antes de irse al entretiempo, Sergio Vittor bajó violentamente a un adversario y se ganó merecidamente la segunda tarjeta amarilla. La anterior, por reclamos, estuvo de más. Y todavía quedaba algo para el anfitrión: Jason Flores remató frontal al arco y otra vez el “Tigre” vio como el horizontal le salvaba la cabeza.

Penal matador

Bozán tuvo que sacar un delantero, de manera obligada, para rearmar su defensa. Y no se cumplían ni diez minutos del segundo tiempo cuando el argentino Vadalá -que había reemplazado a Droguett- debió abandonar el campo de juego por otro infortunio, una lesión que dejó a la visita sin más cambios. El DT de los penquistas tiró a la cancha a su último atacante.

Difícil analizar un partido así por que de ahí en más la UdeC no tenía en cancha lo que tenía pensado en la semana y ni siquiera en el entretiempo. Droguett y Vittor son dos pilares de la gran campaña universitaria. Del otro lado, Antofagasta se hizo dueña de las acciones, con Sandoval, Bello y Ciampichetti como protagonistas. Este último, mediante un testazo alto, tuvo la opción más clara de abrir la cuenta antes que eso sucediera.

A los de Ameli también hay que darle sus méritos. Son un equipo rápido, que intenta llegar pronto y simple de un lado de la cancha al otro y al área contraria, que presiona bien y complicó a un rival que, a esas alturas, ya estaba ofuscado. Para atosigar más a la UdeC, el técnico argentino metió un atacante más: Felipe Flores.

Y el ex colocolino se hizo notar rápidamente. Cazó un balonazo, bien cargado al lado izquierdo, se sacó a Pacheco y luego punteó la pelota antes que llegara Camargo y el encontrón entre ambos fue sancionado como penal. Bello le sacó la pelota a Ciampichetti y remató fuerte, abajo, imposible para Muñoz. Poco más podía hacer la parchada UdeC y el local celebró la victoria como si fuera una final. Y tal vez lo sea. Lo importante es que quedan seis más. Ahora habrá que rehacerse después de un golpe duro y tanta desgracia junta.

“3 x 3 mil”: promoción para juegos en casa

La idea es ver la galería y tribuna de Collao teñida totalmente de amarillo y azul en estas últimas fechas donde la UdeC se jugará la histórica posibilidad de un título de campeón en el fútbol de Primera. Es por eso, que la dirigencia del cuadro estudiantil se la jugó con una inédita promoción que llamó: “3 x 3 mil, a llenar el estadio”.

La invitación al hincha y seguidor del fútbol en general es la siguiente: “asiste a los tres últimos partidos de local de la UdeC por el campeonato 2018 a solo 3 mil pesos (Tribuna Andes)”.

Pero no solo eso. Todos los menores de 18 años entrarán gratis de aquí en adelante y, entre los asistentes a los tres últimos partidos en casa, se sorteará un automóvil Kia Morning. Las entradas pueden adquirirse a través del sistema ticketplus y contempla los siguientes adversarios: Iquique, Unión Española y San Luis.

Etiquetas