Deportes

Definiendo a los candidatos para animar la recta final de vóleibol

Adicpa ha vivido una intensa temporada con 22 colegios participando en todas las categorías. Las próximas semanas serán claves para coronar a los mejores tanto en damas como varones.

Por: Carlos Campos | 01 de Octubre 2018
Fotografía: Lukas Jara M.

Todos los deportes en Adicpa viven una temporada que está marcada por lo mismo: el primer semestre lo dedican a competir para representar al Bío Bío en los Juegos Deportivos Escolares, mientras que el segundo está enfocado a la participación netamente en su agrupación.

“Así nosotros dividimos este campeonato. El cambio está dado en que en el primer semestre hay dos categorías: Sub 14 – Sub 16 en damas y Sub 17 en varones. Además de eso, en la categoría mini realizamos encuentros que son verdaderos festivales, ya que estamos toda la mañana hasta las 13 o14 horas. Aquello tiene que ver con la parte formativa y recreativa”, dijo Edgardo Jara, coordinador general del vóleibol Adicpa.

Alemán por dos

La competencia en la primera parte del año tuvo como principales ganadores, en Sub 14, al Colegio San Ignacio en damas y al Colegio Concepción San Pedro en varones. En tanto, el Colegio Alemán obtuvo la primera ubicación tanto en damas Sub 16 como en varones Sub 17. Pero, ¿a qué se debe esa diferencia entre ambos? “Eso está establecido desde el IND en la necesidad de proyectar a los chiquillos un año más, porque en las categorías que compiten al final en los Nacionales acceden en ese nivel. La normativa es de ellos y es lo que envía el IND. En el segundo semestre ahí nosotros administramos y la categoría selección permite participar con todos, es abierta y sin restricción de edad”, agregó Jara.

Archivo

En tierra derecha

Lo anterior ocurrió todo en el primer semestre. Hoy en día la competencia, según su coordinador, lleva alrededor de un 75% de avance. “Esto tiene el objetivo de terminar todo a inicios de noviembre, ahí la idea es que sean todas las finales”, señaló Jara. Las competencias en vóleibol se desarrollan en tres grupos de cinco o seis equipos cada uno, donde los primeros tres de ellos clasifican a la etapa final del año. Pero el título lo pelean cuatro elencos, por lo que el último sale del mejor segundo de todos los grupos. “Ese equipo sale en función del número de partidos ganados, luego en el total de sets a favor y, si se mantiene el empate, se ve el número de puntos. Ahí están los cuatro finalistas que juegan todos contra todos, tanto en damas como en varones y el campeón será quien sume más puntos”, complementó el coordinador del vóleibol.

Aún no hay clasificados a esa ronda, eso sí, lo que habla de una reñida lucha hasta las últimas jornadas. “Tenemos luces de quienes pueden ser algunos clasificados, pero aún no se cierra ninguna de las categorías. Todavía no hay nada definitivo”, indicó Edgardo Jara.

Balance

¿Cómo evalúan lo que ha sido la temporada 2018 para el vóleibol Adicpa? Jara dijo que “los colegios en general de repente cuentan con un par de inconvenientes, ya que de forma paralela te vas encontrando con alumnos que están participando por sus clubes o competencias de otros colegios. Por lo tanto, es complejo a veces tener la participación total de los colegios. Si tienes diez o doce fechas planificadas, en promedio los colegios están teniendo entre seis u ocho a disposición. Eso de repente dificulta un poco, ya que son 22 colegios y hay que irlos coordinando en cuanto a su disponibilidad. A diferencia de otros años, ahora hemos establecido incorporar más de un partido por fecha y eso te aliviana”.

Puliendo detalles

Sobre la participación de los estudiantes en vóleibol, el coordinador comentó que “en general las disciplinas colectivas como básquetbol, fútbol y vóleibol, son las que cuentan con mayor cantidad de chicos inscritos. Cuesta un poco más con los grandes, ya que varios colegios se van reforzando con infantiles e intermedios. Los grandes en el segundo semestre asumen compromisos de estudio por la PSU, principalmente. Eso provoca que el compromiso no sea tan regular. Con los menores cuesta menos y hay más motivación. En general hay una tendencia a sobrevalorar la necesidad del estudio y los resultados, porque los colegios se miden bajo ese sistema. Muchas veces la prioridad de hacer deporte pasa a segundo plano y los apoyos son distintos. En los últimos años los colegios deben hacer un mea culpa y soy muy abierto en señalarlo”, sentenció Jara.

Etiquetas