Deportes

Gabriel Torres fue figura en nueva goleada de Huachipato: Ahora quiere bajar al líder UC

Por: Paulo Inostroza | 30 de Septiembre 2018
Fotografía: Agencia UNO

El resultado no refleja lo sufrido que fue el encuentro en Quillota. Contra un San Luis que se jugó la vida y se retiró entre lágrimas, Huachipato logró una nueva victoria, llegó a seis partidos consecutivos invicto y se metió de lleno en puestos para clasificar a la Copa Sudamericana. El equipo de Larcamón también se matriculó con un récord defensivo, vio la resurrección de su gran goleador y ahora espera a la UC, con hambre y argumentos para bajarlo de la cima.

El local se puso en ventaja con una gran definición abajo del buen Mauro Caballero, que dejó el invicto de Carlos Lampe en 463 minutos. El último tanto se lo había encajado el lateral Guillermo Pacheco en el 0-1 a manos de la UdeC. La marca anterior era de 457 minutos, en el año 1983, logro del arquero Roberto Ortiz.

El portero boliviano señaló que “es un premio para todo el equipo, aunque lamentablemente nos marcaron temprano”. Luego vendrían los tantos de Javier Parraguez -que llegó a 8 dianas- y Gabriel Torres, quien no anotaba hace 4 fechas, desde el 1-0 a Audax Italiano. Luego el penal de Jimmy Martínez sobre Sebastián Parada y un nuevo gol para Caballero, desde el punto penal. Fueron momentos de sufrimiento, los canarios se fueron encima, aparecían por todos lados y el público se aleonó. El colista veía algo de luz.

Y en las difíciles, apareció otra vez Lampe. “Sí, tuve un par contenciones importantes y, sobre todo, esa donde esperé a Caballero. Lo aguanté y se dio bien. Después vino la contundencia de mis compañeros para ganarlo arriba”, señaló el golero refiriéndose a un mano a mano donde el atacante argentino lo había eludido, con mucho espacio, pero Lampe se rehizo para ir otra vez al suelo y ahogarle el grito de gol. Tapadón.

Volvió “Gabigol”

A esas alturas, el ahogado Huachipato pedía la hora, pero César Valenzuela envió un balonazo larguísimo para encontrar a Torres con espacio. El centroamericano encaró, se perfiló hacia el centro y sacó un derechazo terrible para ganarlo a falta de dos minutos. Fue el tercer pase gol de Valenzuela en el partido. “Recuerdo haber tenido dos en un partido, pero nunca tres”, indicó el “Gato”, de gravitante actuación.

“Gabigol” apuntó que “el tercer gol es una jugada que no sale por casualidad. Me quedo mucho después de los entrenamientos, pateando mucho al arco y más todavía cuando sé que no me están saliendo las cosas. Hay que trabajar. Disparar y disparar. Siempre quiero marcar goles y para eso hay que trabajar todos los días. Tengo trece goles, pero lo fundamental son los puntos y triunfos que al fin estamos consiguiendo”.

Torres sabe que su gol llegó en un momento de apremio. “Se nos vinieron encima con el dos a dos y felizmente me salió ese tercer gol y luego pude cerrarlo. Bueno, hace unos partidos no me estaban saliendo las cosas de cara al arco y lo necesitaba mucho. Todos me mostraron mucha confianza y fueron tres goles importantes, porque sirvieron para un triunfo que nos deja en muy buena posición, esperando al puntero”, amenazó.

Huachipato muestra sólidas razones para bajar al equipo de Beñat y pensar en un torneo grande.

Etiquetas