Deportes

Con garra, rebeldía y fútbol, Croacia ganó su boleto a la final del Mundial de Rusia 2018

Partió abajo temprano y de la mano de Modric, Perisic y Mandzukic, lo dio vuelta y estará el domingo en la definición ante Francia. Va por su primera copa.

Por: Rodrigo Escobar | 12 de Julio 2018
Fotografía: Gentileza Fifa.com

Parecía que los quedaban piernas. Que el esfuerzo de los alargues previos les pasaba la cuenta. Sin embargo, Croacia sacó ese extra que hay que poner en este tipo de instancias. Con buen fútbol y coraje, vencieron en un gran encuentro a Inglaterra por 2-1, y jugarán por primera vez la final de un mundial.

Cuando recién se iniciaba el partido, Modric derrotó a Alli en la entrada del área. Tiro libre a los 5’ y Trippier pasó de manera impecable su remate sobre la barrera y dejó sin opción a Subasic para abrir el marcador. Otra vez, con balón parado los “Leones” sacaban ventaja.

A diferencia de algunos encuentros anteriores, cuando se replegó en su campo, Inglaterra siguió presionando. Croacia sintió el golpe, y si bien tenía más posesión de pelota, en ese primer tiempo siempre dio la sensación que estuvo más cerca el 2-0 que el 1-1. A los 14’, Maguire desvió de cabeza en otra jugada a pelota parada, y a los 28’ Kane tuvo una doble oportunidad: primero su remate fue tapado por Subasic, y el rebote lo mandó al vertical. Sin embargo, tras la jugada se cobró offside.

A los 44’, Rakitic hizo una gran jugada que lo dejó con opción de disparo en el punto penal. Sin embargo, no pudo con el gran cierre de Walker. Así se fueron al descanso.

Ritmo infernal

En la segunda fracción, Croacia salió a presionar con todo, sabiendo que debía jugársela para ir por el empate. Y así, metió contra su campo a los ingleses, liderada por el buen juego de Modric y el empuje y garra de Perisic y Mandzukic.

Así, a los 68’, no extrañó que llegara el empate croata, cuando Perisic le ganó con temeraria acción al cabezazo de Walker y dejó todo igualado.

A los 71’, Perisic remató al palo tras falla tremenda de la zaga inglesa, y seis minutos más tarde Lingard tuvo el segundo para su equipo, pero falló la definición. Mandzukic lo tuvo a los 82’, pero Pickford sacó su disparo. El “1” inglés casi pasó de héroe a villano al minuto siguiente, cuando despejó mal de puños y el balón el cayó a Perisic, que mandó afuera su globo.

Cuando el partido se iba en su tiempo regular, apareció otra vez Kane, muy poco protagonismo para que lo que se espera de él. A los 92’ desvió un cabezazo solo desde cerca del área chica.

En el alargue, siempre fue Croacia el que más buscó, el que lo quiso ganar antes de los penales. Más allá de esto, los ingleses siempre preocupaban en los balones detenidos, y así casi marcaron el segundo a los 98’, cuando Vrsalijko le sacó de la línea un cabezazo a Stones.

Luego, fue todo de los croatas. A los 106’, Mandzukic impactó centro de Perisic y Pickford desvió de manera notable. En la jugada, el “17” chocó con el meta inglés y quedó resentido.

Tres minutos después, el incansable delantero tuvo su revancha. Una desatención de la defensa inglesa le permitió recibir solo, con ventaja y espacio, y con zurdazo cruzado puso el 2-1. A esa altura, era lo más justo.

Luego de quedar en desventaja, Southgate se la jugó toda, metiendo a Vardy en lugar de Walker. Sin embargo, su equipo quedó con 10 porque Trippier se fue lesionado, pues ya había realizado los cuatro cambios. La última fue para Croacia, cuando a los 119’ Kramaric entró solo y remató fuera, cuando tenía entrando por su lado solo a Perisic.

No había tiempo para más y ganó el que más intentó. Croacia está por primera vez en la final, y se medirá ante Francia. El mismo equipo que en 1998 le impidió llegar a la definición de un mundial.

Etiquetas