Deportes

Huachipato cayó ante Audax Italiano pero sigue peleando en Copa Chile

Audax Italiano aventajó al acero con dos balones parados. La visita mejoró en la parte final, pero no le alcanzó.

Por: Paulo Inostroza | 09 de Julio 2018
Fotografía: Agencia UNO

Cuando partes jugando de visita una llave de Copa Chile, lo importante es sacar el mejor resultado posible para matarlo en casa. Sin jugar bien, Huachipato pudo empatarlo un par de veces contra Audax Italiano, pero falló en la puntada final. De todas formas, fue victoria merecida para el equipo de “Coto” Ribera aunque nada está definido. El acero tendrá que revertir en casa este 1-2 y también tendrá que mejorar unos cuantos detalles para superar al buen cuadro audino.

Foto | Agencia UNO

Sin atolondrarse, se notó que el local entraba con la intención de anotar rápido, comandados por tres hombres con clara vocación ofensiva, aunque uno de ellos -el ex UdeC, Renato Tarifeño- anduvo bastante desaparecido. La apertura de la cuenta cayó en un balón detenido enviado al segundo palo, donde se encontraba el central Fabián Torres para conectar un testazo ganador.

Audax Italiano no paró la máquina y pudo aumentar en un par de oportunidades, sobre todo, un zurdazo bajo que Yerko Urra sacó de gran manera estirando su pierna izquierda. También lo tuvo Luis Cabrera rematando a la entrada del área, pero su derechazo se fue apenas desviado.

Huachipato no lograba urdir su juego en la zona media, pero lo empataba en una gran acción personal de Jimmy Martínez. El seleccionado chileno recibió de espaldas un pase de Sepúlveda, giró rápido y sacudió las mallas con derechazo rasante desde fuera del área. Golazo siderúrgico, a pocos minutos del descanso.

Golpe y reacción

No era malo llegar a camarines con un empate y conversar lo ocurrido, pero un tiro libre permitió que Iván Ledesma le pegara al palo del arquero -muy tapado por la barrera- para superarlo gracias a la fuerza y ubicación del derechazo. Era el segundo tiempo de agregado, un golpe de esos que duelen.

Jeraldino pudo aumentar con un cabezazo que elevó casi en área chica y ahí despertó el acero. Martínez y Valenzuela entregaban bien la pelota, pero estaban un poco distantes uno del otro y, cuando se juntaron, la visita mejoró mucho. Una apilada de José Caraballo pudo ser el gol de la fecha, pero el palo despachó su sutil y bien pensando zurdazo a un costado de Muñoz.

Aprovechando el envión, los talentosos del medio siguieron pidiendo la pelota y Valber Huerta estuvo cerca de igualar, pero no quedó cómodo y elevó bajo el arco. Habría sido demasiado premio, pero la llave está abierta.

Etiquetas