Deportes

Carolina Wilson: Un susto que la unió para siempre con la natación

Por: Carlos Campos | 08 de Enero 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Fanática de los paisajes, el aire libre, la naturaleza y el deporte. Razones por las que no extraña que, con 27 años, Carolina Wilson no sólo sea una destacada nadadora, sino que haya optado por estudiar Ecoturismo en Universidad Andrés Bello.

La joven fue galardonada en la ceremonia de premiación de Adesup como una de las deportistas más destacadas del año pasado. En su deporte, la natación, Carolina se ha desempeñado desde hace 19 años, pese a que sus inicios en el agua no fueron de la manera más grata e ideal.

“Entré a nadar porque una vez me ahogué en la piscina mientras estaba jugando en un cumpleaños. Mi mamá me inscribió en clases para que aprendiera y ahí empecé a nadar, no sabía. Me quedó gustando mucho y me motivé. Es entretenido y rico estar en el agua”, recuerda con una sonrisa, sobre un deporte que le apasiona.

Minutos después de pasar al escenario a ser premiada y reconocida por el esfuerzo realizado durante 2017, contemplando un buen rendimiento no sólo deportivo, sino que académico, Wilson señala que “este galardón me pone muy contenta. Agradezco a todos y estoy feliz por haberlo recibido. Espero seguir compitiendo los años que vienen”, aclarando de todas maneras que “fue una temporada difícil, porque no estaba entrenando tanto, sino que estuve más pendiente de la universidad. No le dediqué mucho tiempo al deporte, pero igual algo logré. Pude clasificar, pero no con los tiempos del 2016. Eso sí, no fueron tan malos los resultados”.

Vida en el agua

Carolina es exigente y aquello se traduce en el esfuerzo que ha hecho para llegar a lo más alto de la natación en su categoría. Estudia en Concepción, pero llegó a la zona desde el extremo sur del país, específicamente desde Punta Arenas. El deporte está lejos de ser un hobby para ella, pero tampoco es su prioridad. No quiere dejar nada al azar ni descuidar los estudios.

En ese sentido, cuenta que “a los 8 años empecé a nadar e ir a competencias en Punta Arenas. Ahí había un circuito regional y participaba. Me vine a estudiar a Conce porque Santiago era muy grande. Como a los 14 años empecé a agarrarle el gusto a la natación. He ido a los nacionales y fui a competir a un centroamericano, pero en 2006 cuando era chica. A los 20 años dejé de nadar hasta los 24. Hubo un período donde no practiqué deporte y me costó retomarlo, pero de a poquito volví. Estoy más preocupada de la universidad, esa es mi prioridad”.

¿Cuán complicado es rendir a buen nivel en el estudio y deporte? “Se hace muy difícil, porque para poder entrenar y lograr las cosas que uno quiere, hay que organizarse más. De repente cuesta hacer coincidir los horarios de la universidad con los entrenamientos, pero igual se logra. Es difícil, me gusta entrenar y ser muy organizada, pero lo he podido lograr”, afirma, mientras añade muy segura que “la natación no es difícil, excepto si no sabes nadar. Estoy en otro elemento que es el agua y eso quizás cuesta un poco, pero al ser un deporte individual se hace más fácil porque estás tú y nadie más. Tuve un entrenador hasta los 18 años, ahora entreno por el polideportivo. Mi mejor año fue en 2014 cuando salí segunda a nivel nacional, siendo esa la mejor marca que he hecho. Este año terminé en cuarto lugar y, para lo que pude entrenar, es bueno”, cerró Wilson, aunque avisa que “la natación ya es parte de mí. No sé que haría si no pudiese nadar. Me quedan dos años de estudio, pero una vida completa de natación”.

Etiquetas