Deportes

Los milagros y las cábalas no sirven: sólo el buen fútbol nos llevará a Rusia

Por: Daniel Kuschel | 10 de Octubre 2017
Fotografía: Agencia Uno

Al todo o nada saldrá esta noche la Roja. La selección chilena se jugará la vida en Brasil ante el equipo de Neymar, el más regular de las clasificatorias y ese que sólo ha perdido un partido en todo el camino al Mundial, con Chile en Santiago.

Como no ocurría hace años y pese a que llega en zona de clasificación directa, ganar en tierras brasileñas es tan complejo (de hecho, Brasil nunca ha perdido de local por clasificatorias) que el equipo nacional deberá jugar también con los resultados de los partidos de Argentina, Colombia, Perú y Paraguay.

De todas maneras, el técnico Juan Antonio Pizzi dice que el plantel está motivado para obtener la clasificación hacia el Mundial de Rusia. “Estamos con confianza, con ilusión y preparados para enfrentar el partido de mañana, para competir al máximo nivel. Tenemos mucha ilusión de conseguir el resultado que nos permita ir al Mundial”, comentó ayer el DT en conferencia de prensa.

“La clasificación sabíamos que estaría pendiente hasta la última jornada, lo dije antes, porque uno veía la paridad que había, y más con situaciones como la de nuestro equipo que teníamos una competencia de máximo nivel (Copa Confederaciones) a mitad de año”, agregó el estratega.

En lo relacionado a la formación, la gran duda que tiene hoy la selección es la inclusión o no de Charles Aranguiz, quien llegó desde Alemania desgarrado y fue cuidado en el partido con Ecuador por el cuerpo médico de la Roja. En caso de no poder jugar, su lugar sería ocupado por Felipe Gutiérrez.

A lo anterior, se suma la ausencia de Arturo Vidal, quien se perderá este encuentro por acumulación de tarjetas amarillas. “En el caso de Arturo es un jugador de altísimo nivel, y sabemos su importancia, pero también creemos que la unión colectiva suplanta cualquier individualidad”, comentó Pizzi.

Al mismo tiempo, el estratega confía en que tiene variantes para poder enfrentar este partido. “Las alternativas que tenemos para el equipo son válidas. Está claro lo que tenemos que hacer, y no vamos a modificar la mentalidad para el partido de mañana. Los jugadores que entrarán saben lo que queremos, y lo han hecho bien cada vez que les hemos requerido”, sostuvo.

Ahora, en Chile están conscientes de que el rival que tendrán en frente es de los más potentes a nivel planetario. “Independiente de los jugadores, el potencial, las variantes y la cantidad de gente de primer nivel que tienen es muy grande, y de nuestra parte tenemos el máximo respeto que se le puede dar a un equipo, como lo hemos hecho con todos los que nos ha tocado enfrentar”, indicó el técnico de la Roja.

En otro tema, se le consultó también por si le generaba algún conflicto la opción de dejar fuera a Argentina, su país de nacimiento. “Mi preocupación está en que el equipo compita y las demás selecciones verán qué les ocurre. En mi caso, me preocupo sólo de mi equipo”, expresó.

Actualmente, Chile se encuentra en la tercera posición de las Clasificatorias Sudamericanas con 26 puntos, los mismos que tiene Colombia (4°), uno más que Perú (5°) y Argentina (6°), y dos más que Paraguay (7°), por lo que de no obtener un triunfo hoy, dependerá de los resultados de otros partidos, si se toma en cuenta que hasta el cuarto clasifican directo a Rusia, y el quinto deberá jugar un repechaje con Nueva Zelanda en noviembre próximo.

 

Etiquetas