Ciudad

Ley de Alimentos: 133 fiscalizaciones y ocho sumarios se han realizado en la Región del Bío Bío

Las inspecciones se llevaron a cabo en colegios y supermercados de las tres provincias. A su vez, se dieron a conocer nuevos alcances de etiquetados.

Por: Diario Concepción | 16 de Agosto 2019
Fotografía: Agencia UNO

En virtud de dar cumplimiento a la Ley 20.606 de Composición Nutricional de Alimentos y su Publicidad, en la Región del Bío Bío se han realizado un total de ocho sumarios sanitarios, los que se concentraron principalmente en establecimientos educacionales y supermercados.

En cuanto a las fiscalizaciones, para verificar el cumplimiento de la ley por provincia: 87 se concentraron en Concepción, 31 en Bío Bío y 15 en Arauco, dando origen a 1, 3 y 4 sumarios respectivamente.

Detalles

Por tipo de establecimientos, 74 inspecciones radicaron en supermercados y 59 en establecimientos educacionales, mientras que, respecto a los sumarios, 5 involucraron a kioscos escolares y los otros 3 a supermercados.

En cuanto a la causal de los sumarios, esta se debió a la falta de sellos de advertencia en productos altos en nutrientes críticos.

“El trabajo de control que realizamos en esta materia se centra en favorecer una elección informada de alimentos por parte de los consumidores, disminuir el consumo de alimentos con exceso de nutrientes críticos, como sodio, azúcares, calorías y grasas saturadas; además de contribuir a disminuir la prevalencia de malnutrición por exceso en menores”, explicó el seremi de Salud, Héctor Muñoz.

Esto, ya que en el Bío Bío un 37,3% de los niños menores de seis años se encuentra en control de salud por obesidad o sobrepeso, situación que llega al 64,4% en población mayor de 15 años o a un 62,21% en gestantes.

“Esto es preocupante, puesto que la obesidad y el sobrepeso, ocasiona altas prevalencias de diabetes, hipertensión arterial y riesgo cardiovascular moderado, alto o muy alto”, complementó el seremi Muñoz.

Alcances de la ley

La ley de Alimentos que lleva 36 meses de vigencia, el 27 de junio pasado comenzó su tercera etapa de implementación, la cual establece nuevos límites para nutrientes críticos, ampliando la normativa a la pequeña empresa, exenta en las etapas anteriores.

En detalle, establece que para alimentos sólidos se reducen los límites de contenidos de energía de 300 kcal a 275 kcal por cada 100 gramos; de 500 mg a 400 mg por cada 100 gramos de sodio; de 15g a 10g por cada 100 gramos de azúcares totales, y de 5 g a 4 g por cada 100 gramos de grasas saturadas.

La reducción de nutrientes implica, entre otras cosas, que se reduce en un tercio más el azúcar y en un quinto más las grasas y la sal.

Para alimentos líquidos, en tanto, se reducen los límites de contenidos de energía de 80 a 70 kcal por cada 100 ml, manteniéndose los límites de contenido en sodio, azúcares totales y grasas saturadas, respecto a los umbrales fijados el año anterior.

“Se exceptúan del etiquetado del sello “ALTO EN” los alimentos o mezclas de estos, a los que no se les haya añadido azúcares, sodio o grasas saturadas, como aceite, sal, azúcar, miel, leche natural; alimentos que se comercialicen a granel, los porcionados, fraccionados y preparados a solicitud del público, aunque se envasen al momento de la venta; alimentos para regímenes especiales, como los de las fórmulas para lactantes, entre otros”, explicó el seremi de Salud.

Etiquetas