Ciudad

En Los Ángeles habitantes se levantan tras paso del tornado

La zona se mantiene con alerta temprana preventiva y con refuerzo en la vigilancia policial. Ayer, los afectados evaluaban los daños en sus viviendas, mientras organismos de gobierno se desplegaron para repartir ayuda.

Por: Marcelo Castro - Carolina Abello | 01 de Junio 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

“Es algo increíble. Se desintegró la pieza donde yo mantenía mi lavadora y secadora. Todo voló, aparecieron cuadra y media más allá, pero mi perrito, que estaba solo, sobrevivió. No lo podíamos encontrar, pero lo tenían unos vecinos. No supimos qué le pasó, porque estaba solo durante el tornado, pero está bien”, dijo Rosa Robles Valdebenito, quien su única preocupación, tras el paso del tornado que causó daños en Los Ángeles, era que Kenai, su poodle toy de 5 meses, estaba ileso. Lo encontraron lleno de barro, por lo que se ganó una ida a la peluquería.

Luis Videla estaba con su esposa y sus nietos cuando el tornado sacó el techo, en el sector San Vicenta. La casa de su única hija, que está atrás de la suya, quedó totalmente destruida. “A mí me saltó un objeto en la cara, pero no fue mucho”, contó. Su hija es una de los 18 heridos que quedaron tras el paso del tornado en la comuna angelina.

Hace tres años, la familia de Oscar Ulloa perdió su casa en un incendio y tuvo que reconstruirla. Trabaja en Ventanas y su hijo en San Felipe. Llegaron a su casa en Los Ángeles y se encontraron su casa destruida.

“Recién estaba terminando de pagar, pero se perdió todo. No sé si hay seguros contra esto, pero ahora lo voy a ver”, dijo resignado.

Isidoro Valenzuela M.

Alerta Amarilla

El jueves en la tarde, apenas se enteró de la tragedia, el intendente Sergio Giacaman viajó a la zona, donde ayer se declaró Alerta Amarilla.

“Acabamos de decretar la Alerta Amarilla, porque permite y faculta a la Onemi entregar recursos al municipio, quién ejecutará la entrega de estas ayudas a las personas afectadas”, informó la máxima autoridad regional.

En cuanto a heridos, la cifra es de 18 personas. Sin embargo, hay tres personas que aún se encuentran en el servicio de salud, de estos, un menor de edad tuvo que ser operado. Además, una persona tuvo fractura en su fémur y otra con lesiones en su espalda.

Aún siguen los trabajos para restablecer el sistema de energía, por lo que ya se recuperó este servicio en las zonas más rurales. Aún así, en Los Ángeles había 2 mil personas que aún no cuentan con este servicio básico.

Isidoro Valenzuela M.

Giacaman agregó que se está trabajando en el despeje de las rutas y vías que fueron afectadas, gracias a la colaboración entre el municipio, vialidad y distintos organismos viales, por lo que ya se puede transitar de forma tranquila por las calles donde ocurrió este fenómeno.

Desde Concepción, llegaron 120 alumnos de la Escuela de Suboficiales de Carabineros de Concepción para colaborar en los sectores que aún no cuentan con electricidad en las calles y en sus hogares.

A la zona llegaron los ministros de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, y de Energía, Susana Jiménez, para evaluar los daños en la comuna.

“Como la mayoría tiene que ver con daños en los techos, se les ha provisto de plásticos para evitar que tengan problemas con la lluvia”, dijo Moreno, quien reconoció que están preocupados por la seguridad de las personas, pero destacó la solidaridad de las personas que apoyaron a las familias afectadas. Agregó que habrá apertura de albergues para quienes lo necesiten.

Isidoro Valenzuela M.

Fenómeno llegó a Ñuble

El tornado también se hizo sentir en la zona precordillerana de la región de Ñuble, donde dejó viviendas afectadas en el sector rural de Rinconada de Itata en Yungay, Provincia de Diguillín, con 168 personas damnificadas.

“Solicitamos al encargado de emergencia de la Gobernación de Diguillín, desplegarse en terreno la tarde del jueves para levantar información sobre la afectación tras el fenómeno meteorológico que se dejó sentir en la zona rural de Yungay, específicamente, en Rinconada de Itata. Dicho despliegue fue junto a Onemi Ñuble, tras los reportes preliminares hechos desde Bomberos de Yungay y, posteriormente, desde el municipio”.

El alcalde Rafael Cifuentes, quien también se desplazó al lugar afectado, precisó que 14 viviendas quedaron sin techos ni ventanas.

“Se levantaron las fichas Fibe e Informe Alfa para envío a la Gobernación y comenzar así las ayudas y reparaciones de estas viviendas. Por precaución Coelcha cortó la electricidad, ya que hay tendido eléctrico en el suelo, lo que, a su vez, paraliza el APR, por lo que estamos respaldando con un camión aljibe”.

El seremi de Energía, Enrique Rivas, especificó que son 219 las familias sin suministro eléctrico, “producto de la caída de postes y cortes en el tendido eléctrico. La empresa presente en el sector, que en este caso es Coelcha, se hizo presente ayer en el lugar, pero al ver la magnitud de la emergencia determinaron que por seguridad se continuarían los trabajos hoy a primera hora, con luz de día. Con la Gobernadora de Diguillín, Onemi y el Municipio estamos trabajando de manera coordinada para poder manejar la situación y que nuestros vecinos tengan energía en sus viviendas lo antes posible, y a aquellos que sufrieron daños en sus casas también poder entregarles una solución oportuna”.

Hubo 42 viviendas afectadas de 60 en sector rural de Rinconada de Itata, 28 de ellas con daños menores y 14 con daños en techumbre y ventanales.

Van 168 personas damnificadas, que no requirieron albergues, pues arribaron a casa de familiares.

Actualmente, la Región se mantiene con Alerta Temprana Preventiva según reporte de Onemi e Intendencia Regional.

Etiquetas