Ciudad

Prisión para civil involucrado en robo de fusiles desde regimiento Chacabuco

El OS-9 de Carabineros recuperó una de las armas robadas. Su investigación estableció que los conscriptos simularon ser asaltados para quedarse con el armamento.

Por: Carolina Abello | 11 de Abril 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

En prisión preventiva quedó Danilo Andaur Paredes, el civil detenido ayer junto a los soldados conscriptos Cristian Quiñones y Cristian Ruminot, en operativos del OS-9 de Carabineros destinados a aclarar el robo de dos fusiles desde el regimiento Chacabuco, la madrugada del martes.

La investigación estableció que no hubo tal robo, sino que las tres personas habrían actuado en conjunto, para simular el asalto.

Así, Andaur Paredes pasó a control de detención ante el juzgado de garantía por receptación y tenencia de arma prohibida, al encontrarse uno de los fusiles en su domicilio.

Tras la audiencia, quedó en prisión preventiva y el juzgado otorgó tres meses para investigar. Esto, pese a que el juzgado de Garantía de Concepción había declarado ilegal la detención.

El imputado arriesga una pena entre tres y 10 años de cárcel, y tiene una causa pendiente por deserción del servicio militar, por lo que sabía ocupar este fusil de guerra, el que puede matar a una persona, incluso, disparándolo a un kilómetro de distancia.

Fue la gravedad del hecho la que determinó que el sujeto quedara en prisión preventiva, explicó el fiscal del caso, Patricio Aravena.

La gravedad del delito viene asociada a que se trata de un arma de guerra, un arma de alto impacto de fuego y, consecuentemente desde allí, la tenencia de la misma tiene una pena que parte en los tres años y un día, y puede llegar hasta los 10 años”.

Su defensora, Carla Canales, cuestionó la medida cautelar al haberse decretado ilegal la detención. “A mi representado se le efectúan preguntas autoincriminatorias y, además, no se le efectúa la lectura de derechos previo a la entrada a su domicilio. Él no ha prestado declaración formal respecto a los hechos y lo que me señala a mi es materia del secreto profesional”, agregó Canales.

En tanto, los dos soldados conscriptos quedaron a disposición de la Fiscalía Militar, donde se espera la resolución que tome el fiscal Fernando Grandón.

El prefecto de Carabineros de Concepción, coronel Benjamín Piva, se refirió a que los soldados primero tuvieron calidad de víctimas y, luego, fueron detenidos.

“Se realizó un trabajo científico, metódico, por parte de las secciones especializadas de Carabineros y a través de las horas que fueron pasando, ellas pudieron decantar de que había inconsistencia en algunas situaciones, pero el aporte de las pruebas científicas, nos permitieron dar con la ubicación de esta arma de fuego y de los autores”. Aún falta encontrar el segundo fusil, precisó.

El gobernador de Concepción, Robert Contreras, informó que el Ejecutivo evalúa la posibilidad de presentar una querella por este caso.

Etiquetas