Ciudad

Carlos Saavedra, rector UdeC: “Desde el punto de vista administrativo y económico, 2019 es el primer año de esta administración”

Carlos Saavedra, máxima autoridad de la UdeC, fija las metas del plantel penquista en el año de su centenario, ahora con el desafío de la construcción de un presupuesto autónomo para la casa de estudios como telón de fondo.

Por: Javier Cisterna | 03 de Marzo 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Marzo aterriza en la Universidad de Concepción con la vorágine clásica del retorno a clases y la recepción de una nueva generación de estudiantes. También, silenciosamente, se instala junto al trabajo de los miles de funcionarios que dan vida al campus en cada una de las reparticiones académicas y administrativas. Y la principal de ellas, Rectoría, no es la excepción.

Prácticamente desde su asunción hace casi diez meses, la conducción del gobierno universitario alista lo que se apresta a ser un 2019 de definiciones. En primer lugar, producto de la celebración del centenario UdeC. En segundo, a raíz la continua cristalización de compromisos públicos con la Región, como lo son el proyecto Parque Científico y Tecnológico (Pacyt) y el aliento al debate en las más altas esferas por la descentralización.

Tercero, y no menos importante, por ser este el primer año en que la actual administración diseñará su propio presupuesto; una carta de navegación financiera con amplia incidencia en el quehacer interno.

“Nuestro foco está en la formación de excelencia, pero también en el cumplimiento de todas las obligaciones económicas externas. Hemos desarrollado un plan que nos permite abordar de forma adecuada estos dos campos. Así permitimos el desarrollo institucional, que es lo único que nos garantiza mantener y mejorar nuestro posicionamiento”, afirma el rector UdeC Carlos Saavedra, quien proyecta los aprendizajes de la instalación en un 2019 que -confíasea de plena consolidación.

Carlos Saavedra, rector de la Universidad de Concepción.

-¿Qué hitos marcaría del año pasado?

– Durante el primer año enfrentamos el inicio de un nuevo período de conducción de la universidad con un proyecto emblemático, que es el Pacyt, a partir del cual tuvimos que desarrollar esfuerzos importantes para reactivarlo, darle vida y hacerlo un proyecto de la Región del Bío Bío. La búsqueda de las empresas y el modelo de trabajo, creo que durante una primera etapa han tenido una relevancia especial por la importancia de este proyecto para la Región. Compartimos que es el proyecto probablemente más transformador que ha tenido el Bío Bío en los últimos 50 años, por tanto, merece una atención especial de las autoridades universitarias, pero también de parte de los organismos públicos.

– ¿Y a nivel de Vicerrectoría de Docencia?

– Estamos avanzando en la formulación de una vicerrectoría orientada a la formación de personas de la universidad, que es la Vicerrectoría de Docencia. El proyecto definitivo culminará en 2020.

– No obstante lo anterior, la equidad de género se tomó la agenda del pasado primer semestre.

– 2018 también fue un año extremadamente importante para avanzar en los temas de equidad de género y diversidad. La construcción de un protocolo de actuación en caso de acoso o abuso es muestra de ello. Va a ser analizado el 7 de marzo en un Consejo Académico extraordinario. Hemos incorporado la visión de la comunidad universitaria y puedo decir que fue un proceso arduo que nos permite tener un protocolo actual serio, en concordancia con la reglamentación universitaria, la reglamentación laboral y, sobre todo, que da respuesta a las necesidades de una sociedad moderna.

EL RECTOR CARLOS SAAVEDRA durante un recorrido por el campus universitario, pensando en lo que será la recepción de los estudiantes en los próximos días.

-¿Comparte que con proyectos de este volumen se transita entre lo que podría calificarse como oportunidades históricas y, también, responsabilidades agobiantes?

-El esfuerzo del primer año ha sido grande, en muchos ámbitos. El cambio de cultura. Avanzamos en distintos frentes. Corcudec era un ámbito donde las relaciones eran difíciles y avanzamos mucho. En cuanto a Pacyt, nos hubiese gustado encontrar un nivel de avance mayor. La verdad es que tuvimos que comenzar en algunos temas casi desde cero. En la programación de la conmemoración del centenario, nos hubiera gustado que la preparación hubiera comenzado dos años antes. Nos encontramos con una preparación nula. Ha sido un esfuerzo infatigable de las personas a cargo y de cada una de las unidades de la universidad. Había mucho interés, pero no se había comenzado. Hemos recuperado el tiempo perdido y estamos con una programación que nos va a permitir conmemorar adecuadamente los primeros cien años de vida de la universidad.

– Se ha mencionado que la universidad celebrará su centenario con más de 600 actividades.

– En todo 2018, desde que llegamos, la labor infatigable y sin detención ha sido la de preparación de la celebración del centenario de nuestra universidad. Hoy, después de un trabajo de todo el año, se ha acordado un calendario de hitos centrales. El catastro de actividades que ha preparado la comunidad, da cuenta de 687 actividades que conoceremos, todas, durante este mes de marzo. Esperamos que en el conjunto de actividades participen más de 500 mil personas durante el año.

– Más allá del centenario, ¿cuán efectivo es que el 2019 marca un quiebre en cuanto a gobierno universitario en la UdeC?

– 2019 trae desafíos especiales. Desde el punto de vista administrativo y económico, 2019 es el primer año de esta administración. En 2018, cuando asumimos la conducción, nos encontramos con un presupuesto aprobado en enero y ejecutado en forma importante. Entonces, durante una parte importante de 2018 hubo que mantener un gasto acotado para completar la ejecución presupuestaria del año en curso. Nosotros estamos en la preparación final del presupuesto 2019, que tiene en cuenta las distintas restricciones que presenta nuestra universidad, pero esperamos poder ir dando respuesta a los distintos compromisos institucionales.

– En esa línea, ¿qué tan centrales son para la salud financiera de la universidad los aranceles recalculados?

– Lo que nos interesa es que en el momento en que se fijen los aranceles regulados definitivos, se reconozca el valor del costo real de formación en cada una de las áreas de competencia. Allí es donde tenemos que poner nuestro énfasis y esfuerzo. No hay mucha diferencia entre una universidad que tiene siete años de acreditación en la Región Metropolitana y otra en regiones. Viene un trabajo significativo de parte del consejo asesor que hemos formado con la ministra, en donde uno de los tres puntos centrales es financiamiento. Allí veremos qué pasa con los aranceles y con la gratuidad para los que extienden estudios. Uno esperaría que pudiese haber extensión del beneficio al menos tres semestres más.

– El Presidente Piñera completó hace pocos días una gira por la Región. ¿Extrañó alguna mención a Pacyt u otros proyectos emblemáticos de ciudad?

– Por supuesto que me habría gustado y extrañé que el Presidente hubiese incorporado un proyecto de un sistema de transporte integrado y sustentable. Por supuesto que cuando es un proyecto que está en el pensamiento de todos los habitantes de la ciudad, es extraño que el Presidente no lo incorpore en un plan de ocho años. No pueden decirnos desde Santiago que van a volver a estudiar un Metro para Concepción. Y sobre Pacyt… por supuesto que me habría gustado escuchar anuncios, dado el compromiso que tienen las autoridades regionales con el proyecto. De todas maneras, seguimos vinculándonos con el Ministerio de Economía para que se sume como un proyecto presidencial.

Etiquetas