Ciudad

Patricia Muñoz, defensora de la Niñez: “Lo más crítico es la salud mental de los niños y debe ser abordada por el Estado”

El recinto fue el primero escogido por la abogada durante su visita a regiones. Criticó la no segregación entre mayores y menores de edad que hay en el recinto.

Por: Carolina Abello | 30 de Octubre 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

El Centro de Internación Provisoria y Régimen Cerrado (CIP-CRC) de Sename, en  Coronel, fue el primer recinto escogido por la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, para fiscalizar en regiones, visita que se concretó ayer y que se extendió por cuatro horas.

Esto, por la información recogida en los medios de comunicación sobre la crítica situación del centro, que aún no mejora del todo tras los incidentes de hace un año atrás, donde una decena de jóvenes resultaron intoxicados con medicamentos y luego fueron agredidos por gendarmes.

Los incidentes han continuado este año, con educadores heridos y adolescentes intoxicados con medicamentos. En uno de los últimos   incidentes, un grupo de jóvenes ingirió vidrio molido, en reclamo al retraso de sus causas judiciales.

Más aún, todavía se desconoce qué pasará con el programa de conservación del recinto, luego de que las dos licitaciones llamadas por el MOP se cayeran: la primera, porque la única empresa interesada se excedió en el presupuesto y, la segunda, porque no hubo interesados, por lo que aún no se puede subsanar las graves falencias de infraestructura del lugar.

“Entré a las casas, a las habitaciones, compartí con ellos. Uno siempre quisiera lugares en las mejores condiciones y hay varias cosas que están en proceso de ejecución, y vamos a esperar que lo que nos anunciaron sea corregido y chequear que la habitabilidad sea la mejor posible”.

En cuanto a las licitaciones fallidas, Muñoz aseguró que “es un programa de conservación que tiene presupuesto del Gobierno Regional, que permitirían hacer adecuaciones importantes en este lugar, pero lamentablemente la información que nos dieron es que nuevamente quedó sin oferentes. Entonces, hay que hacer un llamado a la empresa privada en cuanto a cómo se vincula y así vamos dejando de estigmatizar a los niños que están en residencias del Sename”.

Mayores y menores juntos

Para la defensora, uno de las mayores dificultades que hay en el recinto de Sename es la salud mental de los adolescentes que están ahí internos y que no reciben la atención oportuna y adecuada.

“Uno de los aspectos que me parece muy relevante y donde hay una situación crítica, que es imprescindible que sea abordada por el Estado con urgencia, es la salud mental de los niños, y con ciertas restricciones que ha impuesto el Servicio de Salud de Concepción, particularmente la Unidad de Psiquiatría del Hospital Regional, donde se han coartado las posibilidades de ingreso de los jóvenes cuando se encuentran con consumo de drogas, lo que no responde a las necesidades que tienen los jóvenes acá y, por eso, esperamos poder generar espacios de interacción para que ellos encuentren las respuestas que necesitan desde el punto de vista de su salud mental.

Raphael Sierra P.

La abogada rescató la posibilidad que tuvo de conversar a solas con los jóvenes, sin la presencia de funcionarios de Sename: “En general, las condiciones que ellos reportaron en la oportunidad que tuve de conversar con ellos a solas, no con gente del centro, me permitió tener espacios de tranquilidad en cuanto a que lo que ellos me indicaron es lo que realmente pasa al interior del centro”. En ese diálogo, Patricia Muñoz les informó sobre la existencia de la Defensoría de la Niñez, que ellos desconocían,  y la posibilidad que tienen de solicitar hablar con un representante del organismo en caso de tener alguna dificultad.

Otro de los nudos críticos del centro es la no segregación que existe, y que se da por la deficiente infraestructura: hay solo una casa para mujeres, lo que significa que están juntas mayores y menores de edad, imputadas y condenadas, lo que no corresponde.

“En esta visita solo había adultas. En el centro están conscientes de que es una infracción, pero que pasa por la infraestructura. Tampoco hay segregación entre mayores y menores de edad en varones, y ese es un aspecto crítico que vamos a observar directamente al centro, además de la observación que le manifesté verbalmente al director de este lugar”.

También agregó que se comunicará con el fiscal jefe de Coronel, Enzo Osorio, quien lleva la investigación por el ingreso de droga y medicamentos al recinto, para mostrarle la disposición a colaborar de la Defensoría de la Niñez.

Querella por parricidio

En su visita, la abogada presentó querella  por la muerte de Meghan, la lactante de 29 días que murió luego de que su padre pisara su cabeza, en su hogar en Penco, a principios de este mes. Por este hecho, la Fiscalía formalizó a Juan Carlos Cifuentes Umaña (48), por cuasidelito de homicidio, al estimar que no había tenido intenciones de matar a la pequeña y solo había actuado con “imprudencia temeraria”.

Sin embargo,  Patricia Muñoz  estimó que se trata de un parricidio.  “Discrepo absolutamente con que el hecho sea cuasidelito, porque es imposible que la versión del imputado corresponda a entidad de las lesiones, y porque de las solas declaraciones que pude revisar en la investigación queda de manifiesto la incoherencia de su defensa con las lesiones que tenía Meghan y que le provocaron la muerte”.

A su juicio, “el fiscal no ha realizado el análisis adecuado de los antecedentes lo que ha determinado una formalización que atribuye a un accidente una muerte que, de acuerdo a los antecedentes, tiene un origen que debe haber sido traumático y violento”.

Etiquetas