Ciudad

Los casos que penan a Ezzati tras su paso por Concepción

Tras el allanamiento realizado el día jueves en el Arzobispado penquista, surgieron las dudas del rol que tuvo el cardenal de Santiago en el silencio de la iglesia ante casos de abusos cometido por sus pares.

Por: Marcelo Castro | 15 de Septiembre 2018
Fotografía: Agencia UNO.

Octubre será un mes clave en la indagatoria que sigue la Fiscalía Regional de O’Higgins por abusos y encubrimientos cometidos por la Iglesia en nuestro país.

Durante ese mes deberán declarar ante los persecutores algunos miembros de la iglesia nacional, como el actual presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Santiago Silva, quien actualmente ejerce como obispo Castrense. Además del obispo emérito de Valparaíso, Gonzalo Duarte y el cardenal de Santiago, Ricardo Ezzati.

A este último se le investiga por la situación de Jorge Laplagne, quien habría cometido abusos sexuales a menores, cuyos episodios no fueron denunciados a la justicia.

Además, se suma la de su ex secretario canciller, Oscar Muñoz Toledo, quien permanece en prisión preventiva desde el pasado 13 de julio, luego de que enero de este año se autodenunciara por cometer delitos sexuales en contra de menores de edad.

Muñoz trabajó codo a codo con Ezzati, por lo que al Ministerio Público le parece extraño que este no conociese estos casos.

Pero en su paso por Concepción también dejó una huella de silencio. En el año 2009, recibe la denuncia de un presunto caso de abuso sexual que involucra al presbítero Hernán Enríquez, que habría ocurrido en el año 2002, cuando este era director del Seminario Menor de Concepción.

Denuncia que, si bien llegó a la justicia, su avance fue nulo y se sobreseyó.

Además, las fuentes consultadas por Diario Concepción hablan de otros casos, que también fueron denunciados a Ezzati por parte de seminaristas, los que tampoco llegaron a instancia judiciales.

Hernán Enríquez

En el año 2002, un menor de 14 años ingresó al Seminario Menor de Concepción, en donde permaneció pocos días.

Isidoro Valenzuela M.

Al menor al interior del seminario se le conoció como el “llorón” y fue comentario obligado entre quienes permanecieron en el lugar. A ellos siempre se les comentó que el retiro de este muchacho se debió a que “no se la pudo” y que quería estar con su familia.

Años después, en 2009, el joven habría confesado a sus padres el motivo: el director del Seminario Menor de Concepción, Pbro. Hernán Enríquez, habría abusado sexualmente de él, a los pocos días de llegar al lugar.

Tras enterarse de esto, la familia hizo la denuncia ante el Arzobispado y se iniciaron causas judiciales en el sistema penal y eclesiástico. En ambos casos, la investigación no avanzó mucho. La Iglesia no remitió antecedentes, y el joven afectado nunca se presentó a prestar su testimonio.

Ezzati tampoco le comentó de esta situación a su sucesor, el administrador apostólico, obispo Pedro Ossandón.

Actualmente, el Pbro. Enríquez se encuentra alejado del ministerio sacerdotal, mientras se realiza una nueva investigación canónica.

Fuentes de Diario Concepción en la Fiscalía de O´Higgins confirmaron que, en el interrogatorio de octubre próximo, Ezzati será consultado por este caso.

Audín Araya

Audín Osvaldo Araya Alarcón fue director del Colegio Salesiano Don Bosco de Concepción el año 2008.

Agencia UNO

Durante ese periodo, abusó de tres menores de edad de entre 16 y 17 años que tenían la intención de consagrar su vida a Cristo, los que habrían ocurrido entre marzo y noviembre de ese ño, en la que fue guía espiritual de los jóvenes

Ese mismo año, la congregación conoció de las denuncias y se llegó al acuerdo de que Araya sería removido a cambio de no hacer denuncia judicial alguna.

Durante 2009 es trasladado a Puerto Montt, donde nuevamente realiza labores académicas y espirituales. Allí, compañeros de los afectados ven al padre Araya, lo que derivó en la denuncia en Fiscalía.

Es también en ese año, donde Araya se encuentra con otro salesiano acusado de abuso, Rimsky Rojas.

Audin Araya fue condenado a 2 años de cárcel, pena que le fue conmutada por los 982 días que permaneció en prisión preventiva y arresto domiciliario total en Santiago.

Mientras, una de sus víctimas, se suicidó el 3 de julio de 2011, presuntamente agobiado por la situación.

Los casos ocurrieron justo cuando Ricardo Ezzati era Arzobispo de Concepción.

Rimsky Rojas

El historial de Rimsky Rojas Andrade es mayor, en el año 1986, cuando se desempeñaba como subdirector del Instituto Salesiano de Valdivia comenzó su actuar con algunos alumnos de recinto educacional.

Los sacaba de clases y los acosaba sexualmente en distintos lugares del establecimiento.

Fue a mediados del 87 que la vida paralela de Rojas comenzó a conocerse. Y con eso, llegó la presión de los apoderados para su salida, que ocurrió de un día para otro. El articulador de ello fue el entonces director provincial de los Salesianos, Ricardo Ezzati.

Tras salir de Valdivia, Rojas fue trasladado hasta Punta Arenas, en donde también fue denunciado por abuso, que llegó tras la desaparición del joven Ricardo Hárex, en octubre de 2001.

Conocido el caso de Hárex, Rimsky Rojas nuevamente es trasladado, esta vez a Puerto Montt donde estuvo a cargo de un centro para menores de escasos recursos.

En esa ciudad coincidió con otro acusado por abusos, Audín Araya.

La vida de Rojas terminó el 28 de febrero de 2011, cuando se suicidó en una casa de reposo de la orden en Santiago.

Etiquetas