Ciudad

Benito Umaña, candidato a rector: “Nos comprometemos a cuidar la UBB, pero eso no va en contra de los desafíos”

El decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la estatal postula una reforma profunda a la cultura organizacional del plantel. Elecciones son el miércoles.

Por: Javier Cisterna | 07 de Julio 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

El decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío Bío, Benito Umaña, plantea los ejes de su eventual futura gestión como rector de la casa de estudios estatal.

Entre ellos, destaca la urgencia de cambios a nivel de estructura interna y la puesta en marcha de soluciones que se encuentran pendientes desde el proceso de acreditación anterior.

– ¿Qué mensajes ha reforzado en la recta final de la campaña?

– Un mensaje importante es poner a la universidad por sobre todos los temas. El bien común. La Rectoría debe centrarse en qué es lo mejor para la universidad y no en las posturas personales. Un elemento importante para nosotros tiene que ver con que hoy se plantean propuestas que aparecen como mensajes genéricos y no queda en claro cómo se van a hacer. Si uno mira las propuestas, las posturas pueden ser parecidas, por tanto, la diferencia radica en el cómo. Nosotros hablamos de compromisos reales. De parte de la candidatura hemos reforzado eso. Hoy en la universidad estamos discutiendo algunos temas que están pendientes de hace cuatro años o que aparecieron en la acreditación hace cinco, y que efectivamente están pendientes. Eso nos parece muy mal. Ejemplo de ello son la evaluación académica y el fortalecimiento de las facultades.

– ¿Se abren oportunidades para encabezar la UBB en el marco de las nuevas normativas?

– Hoy está la nueva Ley de Universidades Estatales, la Ley de Educación Superior. Ambas incorporan importantes normativas. La nueva Rectoría tiene un abanico importante de oportunidades. A ello le sumamos el Ministerio de Ciencias y la creación de la Región de Ñuble, que es un tema para la universidad por su carácter birregional. Otro asunto importante es la mirada estratégica. La universidad tiene la oportunidad de que la mirada no sea a cuatro años, sino que a 20 o 30, aprovechando también la construcción de los nuevos estatutos. Vemos que hay grandes oportunidades y obligaciones que permanecen y se acentúan.

– ¿Qué característica destacaría de su candidatura en el contexto de las demás?

– Hay claras diferencias. La Rectoría debe hacer una mejora a nivel de procesos internos. Eso me da un punto a favor, porque conozco ese proceso, tengo competencias. El otro punto es que no nos podemos quedar solo al interior. La universidad tiene que tener una mirada de vinculación y mi trayectoria puede dar cuenta de una fuerte vinculación con el medio. Otro punto es que conozco Bío Bío y Ñuble. Como decano, he tenido una gran cercanía con ambos territorios, y no desde ahora, sino que hace años. Eso nos diferencia.

– ¿Cómo ve la participación de la UBB en la discusión pública y de qué manera potenciaría su rol?

– Nosotros reconocemos un avance, que la universidad se ha incorporado más en los procesos. Hay dos elementos que faltan. Primero, una mayor relación de la universidad con el mundo público y privado, logrando impacto y apalancando recursos y un trabajo colaborativo con las otras universidades. No vamos a superar el centralismo en este país sin un trabajo en conjunto entre universidades. Segundo, entendiendo la dinámica del país, robustecer la presencia de la UBB en Santiago. Vamos a colocar una especie de consulado en la oficina de la Asociación de Universidades Regionales (AUR). También destacaría que vamos a crear la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio y, dependiente de ella, las áreas de Extensión y la Corporación de la Cultura.

– ¿Urge generar un cambio a nivel de organización interna del plantel?

– 110% de acuerdo. Hoy hay cargos cuya inscripción es del año 1988 y resulta que eso no corresponde a la realidad. Queremos modificar la estructura, pero de forma sistémica. El estamento administrativo necesita una digitalización de procesos. También apostamos por la renovación de liderazgos. Se requiere que no se mantengan las mismas personas en los mismos cargos. Nosotros nos comprometemos a cuidar el empleo, a cuidar la universidad, pero eso no va en contra de los desafíos que tenemos. No estamos de acuerdo y no creemos que sea buena para la UBB la permanencia en los mismos cargos de las mismas personas.

– ¿Piensa desde ya en un eventual proyecto de Rectoría de ocho años?

– Definitivamente. Sí. Creemos que es bueno para la universidad y la ley lo ha contemplado así. Tener un proceso de instalación e implementación y, posteriormente, uno de consolidación. Creemos que eso da continuidad en los proyectos.

Etiquetas