Ciudad

Crítica literaria: ¿cómo diablos lo hizo Trump?

Por: Paulo Inostroza | 09 de Junio 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

No es el primer libro que se escribe sobre Trump. Aun así, el desarrollo de esta obra sí tiene una idea propia e interesante: no se trata de una biografía más, sino la explicación de cómo un personaje así pudo llegar a ser presidente del país más dominante del mundo. Entender cómo un tipo tan explosivo, cuestionado y peligroso convenció al votante. ¿Por qué la gente elegiría a un hombre con tantos vicios e incongruencias en su vida y discurso? ¿Quién o cómo es esa gente que apostó por él?

Franco maneja mucha información, pero lo importante es que no se le escapa de las manos. Sabe presentar su hipótesis, desarrollarla de manera entretenida y ordenada por capítulos que, sin ser cronológicos, están muy bien puestos. Cada cual en su lugar. Porque a veces debe remontarse a épocas viejas de Trump o explicar de manera simple el engorroso proceso eleccionario de Estados Unidos o, incluso, cómo Estados Unidos llegó a ser el país que es.

El autor no demoniza a Trump ni le pone adjetivos a la gente que lo eligió. Porque mientras haya democracia, la gente sabrá qué decide y si lo hace es por algo. La tarea aquí es descubrir porqué pasó. Franco asume, con su experiencia en manejo de datos, que la mente humana no es una matemática a predecir sin errores, pero sí enseña asombrosas pruebas de cómo el equipo Trump se las ingenió para crear algoritmos que lo acercaran a cada persona. Individualizándolos, creando perfiles… Para qué contar más.

Quien escribe nunca se cree dueño de la verdad ni se jacta de lo que sabe, pese a esa numerosa bibliografía a la que echó mano. Al contrario, parte el libro explicando que un error suyo -que no lo dejó dormir tranquilo- derivó en la creación de esta obra. Los bien estructurados puntos que ensaya en estas 157 páginas permiten formarse una opinión propia, más que simplemente repetir la de Franco, porque expone argumentos sólidos, no busca imponer una idea.

Resulta extraño afirmar que un libro interesante y de muchos datos es, además entretenido, pero aquí sucede exactamente eso. Porque Trump es un personaje de novela, pero aún mejor porque es real. Y su historia, campaña y ascenso al poder atrapa más que cualquier serie de Netflix. Imagino a Franco poniendo ese punto final que día a día el propio Trump no le permitía poner. Así de manipulador. La mente de Carlos también pasó por manos de Donald.

Etiquetas