Ciudad

Rector UBB confirma que no irá a reelección: “Es un buen momento para renovar liderazgos”

Por: Javier Cisterna | 17 de Abril 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Tras doce años como máxima autoridad académica de la U. del Bío Bío, el rector Gaete planifica su retorno al aula. En julio se realizará la elección de mandamás en la estatal regional y ya surgen posibles nombres para competir.

Luego de más de una década al frente de la Universidad del Bío Bío (UBB), el rector en ejercicio, Héctor Gaete, descartó postular nuevamente al cargo, como lo hiciera en 2010 y 2014 tras resultar electo por primera vez en 2006.

Mediante una declaración pública difundida el lunes, Gaete rompió con semanas de suspenso, asegurando que participará en las elecciones de julio próximo, “pero no como candidato a un siguiente período rectoral”.

La autoridad académica, que se encuentra actualmente encabezando las celebraciones del aniversario N° 71 del plantel, volverá a las aulas. Así lo confirmó en entrevista con Diario Concepción, oportunidad en que también desmenuzó los desafíos que aguardan para quien lo suceda.

– ¿Por dónde pasa su decisión?

– He tenido tres períodos rectorales, he trabajado durante muchos años en la administración. Son doce años de gestión y es un buen momento para volver a la academia y para renovar liderazgos. Dejamos a la institución en un gran pie y, por lo tanto, pienso que es una buena plataforma para que otros colegas puedan hacer su aporte a la universidad.

– Vuelve a la Escuela de Arquitectura de la universidad.

– Yo necesitaba un espacio de mayor calma para seguir aportando a la universidad desde la academia. El desarrollo institucional se produce en la academia. Estoy contento por haber tenido la oportunidad de aportar a la universidad en distintos roles, pero estoy contento también por volver a mi Escuela de Arquitectura. Es un ecosistema muy cercano.

– ¿Cómo describiría el estado actual de la UBB? Usted habla de “la plataforma actual”.

– Es selectivo como tú construyes esta plataforma, que es sólida, porque en todas las organizaciones se cometen errores. Pero si tienes el 100% de tus carreras acreditadas, si estás entre las dos mejores universidades del país en investigación de áreas focalizadas, entonces tienes una plataforma sólida y eso nos da cierta seguridad para abordar nuevos desafíos.

– ¿Cuál cree usted que debiera ser el gran sueño de la UBB?

– Nosotros queremos ser la mejor universidad pública del sur de Chile, pero no solos. Queremos serlo junto a otras universidades, queremos influir en las demás en términos de políticas públicas para comenzar a sobredimensionar la dimensión colaborativa por sobre la dimensión competitiva. Nosotros creemos que le ha hecho mal al país el exacerbar la dimensión competitiva, esa es una convicción política que hemos compartido y nos ha dado resultado. Con el Gobierno Regional pasado firmamos con la UdeC y la Ucsc un compromiso para trabajar juntos en problemas de la Región.

– La nueva Ley de Universidades Estatales los obliga a modificar estatutos, ¿cómo vislumbra esas acciones?

– En primer lugar, quiero señalar que esta ley reconsidera la relación del Estado con sus propias instituciones. El Estado las reconoce a través de una Ley de la República, que pasa por el Tribunal Constitucional sin observaciones y se compromete con ellas. En la UBB, nosotros podemos modificar estatutos o cambiarlos completamente en tres años una vez que se promulgue la ley. Nosotros lo que tenemos, junto con las distintas asociaciones, es una comisión de trabajo que, promulgada la ley, monta todo el proceso de modificación.

– ¿Qué espera del proceso electoral de julio?

– Yo lo que espero es que se dé lo que se ha dado siempre en la universidad, un debate, una conversación de altura de miras pensando siempre en el desarrollo institucional y en el marco de la afectividad, eso es un intangible muy importante.

– ¿Cómo cree que será el juicio a sus doce años de rectorado?

– Pusimos lo mejor de lo nuestro al servicio de la universidad, el juicio histórico lo harán las personas que corresponda. Lo único que digo es que el estado en que se encuentra hoy la UBB es muy valorado por mucha gente y, por cierto, por mis colegas, y desde ese punto de vista estoy tranquilo.

– Muchas universidades atraviesan elecciones. ¿Hay un desafío a nivel de sistema?

– Efectivamente, saltar una valla con calidad y excelencia. Eso es lo que esperaría de las universidades adscritas al Cruch.

– Se ha vinculado con el mundo público, por ello sonó incluso como intendente en 2014. ¿Le seduce la opción política?

– No me seduce. Nunca he militado y no tengo ningún desprecio por los partidos, porque canalizan el poder. Yo soy de las personas que cree que hay que colaborar. Por eso fui a saludar al intendente Ulloa y a la gobernadora a Ñuble.

Comienzan a rondar nombres de candidatos

Las elecciones de rector en la UBB se desarrollarán, preferentemente, la segunda semana de julio. Un mes antes la junta directiva promulgará la ordenanza que regula el proceso, para el cual se estima que participen cerca de 450 electores.

Despejada la situación del rector Gaete, los nombres de los distintos eventuales candidatos ya comienzan a rondar en el plantel de calle Collao.

Relevando la posta de la continuidad, toma fuerza la carta del actual vicerrector, Aldo Ballerini. Por su parte, el académico de la Facultad de Ciencias, Mauricio Cataldo, anterior competidor en 2010 y 2014, ratificó su intención de volver a postular. Otras figuras que se agregarían serían las del decano de la Facultad de Ciencias Empresariales, Benito Umaña, y la del académico de la Facultad de Ingeniería, Eric Forcael, quien confirmaría en los próximos días su aspiración.

Tres grandes desafíos tendrá el próximo rector: ajustar estatutos, según la Ley de Universidades. Estatales, encabezar la reacreditación institucional y dilucidar la situación del Campus Chillán, que podría transformarse en una nueva universidad para Ñuble.

El 25 de agosto se registraría el cambio de mando.

Etiquetas