Ciudad

La Araucana vuelve a la vida en la comuna donde se inició la epopeya de Ercilla

Por: Diario Concepción | 03 de Marzo 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

La muestra gratuita, que se exhibirá hasta el 31 de marzo, en el Museo de Historia de Penco, incluye una colección de ediciones clásicas de una de las obras claves de la literatura hispana del siglo XVI.

Por: Alejandro Mihovilovich Gratz
Profesor de Historia y Geografía

“El retorno, Alonso de Ercilla en Penco”, es el nombre de la exhibición que se inauguró el pasado martes 27 en el Museo de Historia de Penco, que presenta una gran cantidad de Ediciones de La Araucana, colección de propiedad del director de la Biblioteca Municipal de Concepción, Boris Márquez Ochoa y que estará para disfrute del público hasta fines del presente mes en la sala de exposiciones temporales.

La exposición releva la vida y obra de Alonso de Ercilla y Zúñiga, soldado y poeta, que fue desde la Bahía de Concepción, testigo privilegiado de los hechos notables acaecidos en la guerra de Arauco. Estuvo diecisiete meses en el país, sin gloria y condenado a muerte pública, no obstante, escapó y logró perpetuar su nombre por medio de las artes literarias, al plasmar en el libro La Araucana, de tres tomos, la gesta épica del imaginario de una guerra desigual, donde un pueblo “gallardo y belicoso” luchó por su libertad y por el deseo de vivir soberanamente en su tierra.

Nació un 7 de agosto de 1533 en Madrid. A pesar de quedar huérfano a temprana edad, su infancia transcurrió en la corte del rey Carlos V, donde su madre era dama de Isabel de Portugal, sirviendo como paje del príncipe Felipe. Junto a él, adquirió una sólida formación renacentista, la que incluyó el aprendizaje de latín, francés, italiano y alemán.

Tras su aventura en América, especialmente en la Conquista de Chile, contrajo matrimonio con María de Bazán, mujer rica que le permitió vivir una existencia feliz y dedicada a sus mayores placeres: la literatura y diplomacia

Fue nombrado gentilhombre de la corte y Caballero de la Orden de Santiago. Falleció en su ciudad natal a los 61 años en 1594. Sus restos reposan en el Convento de San José situado en la ciudad de Ocaña en Toledo, pero su fama se quedó incólume en la bahía de Concepción, donde cantó e inmortalizó a sus primeros habitantes.

Su contenido es la creación literaria primera y más importante de la historia colonial de Chile. Desde su publicación, en el siglo XVI, ha despertado el interés por la belleza poética, la información histórica y por la visión romántica del pueblo araucano.

La Primera parte de La Araucana fue publicada en su ciudad natal de Madrid en 1569. La Segunda y la Tercera parte aparecieron en 1578 y 1589, respectivamente, en la misma ciudad. Ercilla empleó, por lo tanto, cerca de treinta años en la redacción del poema. Lo comenzó en nuestro país, en medio de los afanes de la guerra de la conquista (1557-1558), completó sus informaciones durante su estada en Lima (1558-1561) y continuó trabajando en él hasta su muerte como lo revelan las numerosas añadiduras de la primera edición póstuma de 1597.

La muestra

La exposición que se presenta es la colección más importante en la Región sobre la obra magna de la literatura chilena: La Araucana. El visitante encontrará una notable selección del poema colonial: ediciones clásicas y modernas, confeccionadas para profesionales investigadores y para el público joven e infantil, también, las hay impresas en diferentes lugares del mundo, como de idiomas.

La invitación es a descubrir la historia detrás del mito de la persona y la obra de Alonso de Ercilla. A revivir el contenido histórico e imaginario que el vate plasmó sobre el valle de Penco y la comarca de Arauco: sus caciques y sus hidalgas damas.

Etiquetas