Ciudad

Nueve incendios forestales siguen activos tras fin de semana en alerta

Por: Carolina Abello | 09 de Enero 2018
Fotografía: Archivo.

En Quirihue y Portezuelo, dos siniestros consumieron 350 hectáreas. Toda la Región está con alerta temprana preventiva, excepto la provincia de Ñuble, con alerta amarilla.

Las altas temperaturas, los vientos y la acción humana fueron los factores que influyeron en el fin de semana de emergencia que vivió la región, con  nueve  incendios forestales que aún se encuentran activos, y en los cuales trabajan recursos aéreos y terrestres de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), empresas forestales y  Bomberos.

El director regional de Conaf,  Sergio Valdés, precisó que “este fin de semana en la Región hubo altas temperaturas y especialmente el sábado hubo vientos intensos, lo cual es un factor importante para que los incendios se propaguen. Ahora, lo importante en este sentido es que los incendios ocurren porque alguien prendió fuego; esto no ocurriría si la gente fuera responsable con el uso del fuego o si simplemente no lo utilizara, y menos durante el verano. Lamentablemente, sigue siendo el factor humano en nuestro país el que permite que estos incendios ocurran”.

Respecto a los incendios más complejos que se registran en la Región, el directivo indicó que el incendio de Quirihue es el que concita la mayor preocupación, debido a la condición topográfica del sector y a la extensión de la vegetación.

La superficie afectada alcanza las 250 hectáreas, principalmente de plantación.

El jefe provincial de Conaf Ñuble, Francisco Castillo, precisó que ese siniestro “se trata de un incendio con mucho combustible disponible y que está afectando a tres predios de empresas forestales y de algunos propietarios particulares, pero no se han visto afectadas viviendas; solo mencionar un galpón afectado por el fuego. En el lugar se encuentran trabajando ocho brigadas, tanto de la Corporación como de empresas, y ya está bastante contenido en varios de sus flancos, pero quedan algunos sectores con bastante actividad”.

Durante el combate de los incendios de este fin de semana, hubo un gran despliegue de recursos aéreos y de brigadas de la Conaf, así como también de las empresas forestales asociadas a la Corporación Chilena de la Madera, Corma, demostrando de esta manera el trabajo mancomunado por un fin común, que es el control y extinción de los incendios.

Las empresas hicieron frente a la emergencia con mil 700 brigadistas, 24 helicópteros y 23 aviones, para enfrentar los 47 incendios que hubo entre Maule, Bío Bío, La Araucanía y Los Lagos.

El gerente regional de Corma,  Emilio Uribe, explicó que “los incendios de este fin de semana han afectado en un 40% a predios particulares, que no son de empresas forestales, y a todos ellos fueron despachados recursos terrestres y aéreos de las empresas para que, junto a las brigadas de Cofa, se trabajara en el control de estos siniestros”. Agregó que se ha reforzado la coordinación con Conaf y Bomberos, para evitar que se repita lo ocurrido en la mega emergencia del verano pasado.

En cuanto a las alertas, se mantiene Alerta Amarilla para toda la Provincia de Ñuble, y el resto de la región con Alerta Temprana Preventiva.

Etiquetas