Ciudad

Las dudas que deja la licitación del centro Nuevo Amanecer

Por: Carolina Abello - Marcelo Castro | 07 de Enero 2018
Fotografía: Archivo

Tras su publicación, aún persisten inconsistencias en los costos del proyecto, que abrirá las ofertas el 13 de febrero. Core y ex director regional insistieron en que no se podrá construir sin tener todos los dineros en caja.

Tras meses de espera, finalmente a las 11:42 de la mañana del 28 de diciembre pasado, la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas subió a Mercado Público la licitación para la reposición del Cread Nuevo Amanecer del Sename.

El recinto, cuya data es de la década del ‘60, contaba con recursos aprobados por el Consejo Regional para su reconstrucción desde octubre de 2012, pero su concreción se dilató por cinco años a raíz de temas burocráticos.

Pero desde la primera publicación realizada por Diario Concepción a mediados de 2017, el proyecto comenzó a tener movimientos, y también, a surgir las inconsistencias entre el Sename, la intendencia y el MOP, por culpa de los plazos y los recursos involucrados.

Con respecto al proceso licitatorio, se trata de “un proyecto que consiste en la demolición de la infraestructura actual y la reposición completa del Centro de Tránsito y Distribución Nuevo Amanecer, perteneciente al Servicio Nacional de Menores”, que estará abierto a la postulación de oferentes hasta el 13 de febrero y cuenta con una inversión de $3.456.247.000.

La fuente de financiamiento de este proyecto es con dineros provenientes del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (Fndr) y sectoriales, provenientes del propio Servicio Nacional de Menores, los que fueron comprometidos por la propia directora nacional del organismo, Solange Huerta.

De acuerdo al llamado, el plazo de ejecución de las obras es de 500 días, por lo que se espera que las nuevas instalaciones del Cread Nuevo Amanecer estén operativas durante el primer semestre 2020.

Los pagos por estos trabajos, a la empresa que se adjudique las obras, será de forma mensual y podrá contar con un anticipo equivalente al 10% del monto total -unos $345 millones- mientras que las boletas de garantía son por el 3% del contrato -$102 millones, aproximadamente.

Para el intendente Rodrigo Díaz, que la licitación ya esté disponible significa cumplir las promesas del Gobierno. “Yo tengo un mandato de la Presidenta y eso incluye una serie de tareas y los compromisos se deben cumplir y ejercer hasta el último día. Desde la Dirección de Arquitectura se hizo una completa exposición de los plazos que tendrán los trabajos en ese centro que es tan necesario. Estamos cumpliendo el cronograma que se anunció”, expresó.

Mientras que la directora regional del Sename, Rina Oñate, mediante una declaración pública remitida a este medio, indicó que “esta es una noticia que alegra a todos quienes trabajamos en Sename, ya que da inicio a estas anheladas y emblemáticas obras que mejorarán la infraestructura de ambos centros y que dará las condiciones para brindar una mejor atención a niños y adolescentes”.

Cifras no cuadran

Un denominador común en toda la tramitación de este proyecto han sido las diferencias entre los dineros que se utilizarán en la demolición y reconstrucción del Nuevo Amanecer.

De acuerdo a la licitación, se utilizarán $3.456.247.000, de los cuales $1.670.422.000 provienen de los dineros aprobados por el Core y el monto restante, corresponde a los $1.785 millones comprometidos por el Sename.

Pero, en un documento solicitado por Diario Concepción a Sename por transparencia y fechado el 22 de diciembre de 2017, se informa que el monto total del proyecto es de $4.116.906.000.

Desde la Seremi de Obras Públicas, indicaron que la diferencia de $660.659.000 se debe a que la licitación sólo abarca la demolición y construcción del nuevo edificio, y no los gastos administrativos, consultorías, equipos y equipamiento.

Según el seremi de la cartera en el Bío Bío, René Carvajal, la situación se debe a que los $4.116.906.000, “dan cuenta de toda la inversión que requiere este proyecto, por lo que incorpora consultoría, equipamiento y gastos administrativos. Celebramos un convenio para ejecutar las obras civiles, llamamos a licitación y publicamos los dineros que están disponibles para la construcción y no nos metemos con los otros ítem que incorpora todo el proyecto, por eso hablamos de $3 mil 456 millones.

Pero aún hay diferencias en recursos, porque la licitación aparece subida por un monto de $3 mil 456 millones. Sin embargo, en documentos obtenidos por Diario Concepción vía transparencia al Sename, con fecha del 10 de agosto, el monto total de las obras civiles es de $3.904 millones.

Y en los documentos remitidos por el Sename durante el mes de agosto, existen incongruencias en el valor de las obras civiles, puesto que mencionan $3.695 millones, mientras que en recuadro con la sumatoria de los ítem, se habló de $3.539 millones.

Al ser consultado por esta diferencia de dineros, el intendente Rodrigo Díaz expresó que “lo relevante es que hay una licitación en curso y que estarán los recursos necesarios. Sé que ha habido una discusión bien sabrosa para los medios, pero lo relevante es que se esta haciendo la licitación y los dineros serán incorporados de manera progresiva”.

Mientras que Carvajal recordó que hay fondos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional y del Ministerio de Justicia. Sin embargo, en un documento emitido por la directora nacional de Sename, Solange Huerta, en diciembre de 2017, se reconoce que no está la cifra comprometida de $1785 millones, sino que sólo se comprometieron $410 millones, contenidos en el presupuesto 2018, ya que la obra  iniciará su construcción en junio de 2018, por lo que sólo habrá seis meses de obras y no 12.

Sobre cómo se licitará sin contar con la totalidad de los recursos, Carvajal señaló que es completamente posible.

“Si tú me preguntas si yo tenía los 30 mil millones, el día que partí con el Puente Bicentenario, no pues. Cómo voy a tener una plata que no estoy ocupando todos los meses. Si yo tengo un proyecto que me va a durar más de un año, no tiene  ningún sentido que tenga depositada en caja una plata que no voy a mover. Eso no funciona así en ninguna parte en el sistema público”.  Agregó que  la plata estará, “porque este es un compromiso del Estado chileno, y no del Ministerio”.

Reacciones

El consejero Luis Santibáñez, quien solicitó en noviembre pasado que el caso Nuevo Amanecer fuera revisado en la comisión de Fiscalización del organismo, manifestó su molestia porque “no cuadran los números en la presentación del Sename ni de la realizada por la dirección de Arquitectura. Habría que preguntarse por qué se llega a esta cifra y qué tipo de obras se concretarán. Lo segundo, es que en el presupuesto del Sename 2018 no existe un compromiso por esta magnitud, por lo que hay un serio riesgo de que los trabajos queden paralizados a mitad de camino, por la falta de recursos que sustenten a la empresa constructora adjudicataria”.

Agregó un dato no menor: “la demolición nunca estuvo contemplada en alguna parte del proyecto, esto trae consigo un proceso distinto, con valores más elevados. Podemos estar en presencia de un proyecto inviable. No es serio licitar un proyecto sin los recursos comprometidos, estamos buscando cumplir un compromiso político, más que por los niños. Esto es de una torpeza enorme, comprometer recursos que en el presupuesto no se encuentran asegurados”.

Y finalizó con que “ellos están utilizando una bola de cristal, dan por seguro que en el presupuesto del año 2019 van a contar con recursos extraordinarios para poder complementar lo que comprometen ahora. Los servicios del Estado no son corredores de bolsa ni broker para hacer aportes a futuro”.

El ex director regional del Sename, Robert Contreras, manifestó sus dudas sobre el método sobre cómo se decidió licitar, es decir, con pagos por tramo de obra terminada. También porque en la licitación aparece que se cuenta con $1.785 millones del ministerio de Justicia, cuando ya se sabe que sólo hay $410 millones. “Y no se sabe qué va a pasar el 2019”.

Etiquetas