Ciudad

Prohíben descenso por cuesta El Pescador tras fatal accidente

Por: Carolina Abello | 02 de Junio 2017
Fotografía: Agencia UNO | Ricardo Pino

Dos muertos fue el saldo del desbarrancamiento de un camión de carga la noche del miércoles. Vía no cuenta con pista de desaceleración.

El desbarrancamiento de un camión tres cuartos en la cuesta El Pescador de Talcahuano, que originó la muerte de dos personas que se trasladaban desde Tumbes, abrió el debate sobre la seguridad que entrega la vía y cuál debería ser su uso para evitar nuevas muertes.

Y es que la vía, construida por el Minvu y que entró en uso en 2012, ya ha cobrado la vida de seis personas, en general, en accidentes que se han generado mientras los vehículos bajaban la cuesta.

La tragedia, ocurrida la noche del miércoles, cobró la vida Víctor Oñate (43) y de Luis Abarca (50), el conductor, quién perdió el control del volante y el camión se precipitó en caída libre unos 15 metros y chocó contra el pavimento, provocando la muerte de sus ocupantes.

Las víctimas, que transportaban cuatro toneladas de pescado desde Tumbes por la bajada, no pudieron girar a la derecha en el sentido del tránsito y se estrellaron contra las barreras de contención, sobrepasándolas y cayendo al vacío, momento en que el acompañante Víctor Oñate salió eyectado del móvil cayendo sobre el parabrisas del vehículo de Cristian Mendoza, quien salía de la Base Naval.

Restricción de vía

Henry Campos, alcalde la comuna puerto, dijo que, como municipio, lamentan un nuevo accidente en esta vía e informó que desde esta semana se prohibirá el descenso de vehículos de carga y transporte de pasajeros por El Pescador. “Vamos a prohibir el tránsito de camiones de carga y de transporte público en ese sector para la bajada, para prevenir accidentes. Llevamos seis víctimas fatales desde que se inauguró esta avenida y este año van dos accidentes con tres fallecidos, entonces no podemos permitir que esto siga ocurriendo”.

El jefe comunal precisó que firmó el decretó municipal y luego difundirá la decisión a los vecinos, sobre todo en caleta Tumbes, lugar de donde provenían los dos camiones que protagonizaron los accidentes de 2017. Tendrán que descender por la bajada de La Gloria, en San Vicente. Además, agregó que en la cuesta se instalará la señalética correspondiente y pedirán a la seremi de Transporte que cambie el recorrido de la locomoción colectiva que pase por el sector.

Los habitantes de Tumbes han solicitado bajar por la Base Naval, lo que el alcalde conversará con la Armada, “ya que es una zona militar y tiene que tener su visto bueno, pero el llamado hoy a los camioneros es no usar la cuesta El Pescador para descender”, agregó Campos. Aún falta el informe de la Siat de Carabineros para esclarecer las causas del accidente.

Análisis necesario

El seremi de Transporte y Telecomunicaciones, César Arriagada, aseveró que según los informes que realizó la Siat tras el accidente que ocurrido en octubre de 2013 en el lugar, la vía no tenía restricciones de circulación de camiones ni de transporte público.

Sin embargo, indicó que si es necesario reevaluar las condiciones de seguridad de la ruta lo harán y que lo ideal sería que participaran todos los estamentos involucrados para evitar nuevos accidentes. Agregó que están disponibles los equipos de la Seremi, con Conaset, para hacer una visita en terreno y realizar algunas recomendaciones desde la experiencia del organismo.

Hasta el momento no cuentan con solicitud oficial de estudios de la avenida. Comentó que la comunidad sólo ha expresado su preocupación por una parada de locomoción colectiva que se genera en pendiente, donde se les ha solicitado trabajar en la creación de una bahía que diera mayor seguridad.
Eso sí, a su juicio, existen otras avenidas que también son riesgosas para transitar, pero “quizás el hecho que sea doble calzada genera un exceso de confianza en los conductores. Está también la subida La Gloria que tiene una fuerte pendiente y una curva compleja, donde también se podría desbarrancar un vehículo, pero el hecho que sea bidireccional quizás invite al conductor a ser más precavido”.

Comentó que la imprudencia y descuido de los conductores son, en general, motivadores de accidentes, principalmente, por exceso de velocidad. Recomendó no dejarse llevar por la emocionalidad, analizar con calma la avenida junto al Serviu, mandante de la vía y al municipio y determinar si bajadas como La Gloria son capaces de funcionar con un aumento de carga.

Etiquetas