Ciudad

Las medidas con que el Gobierno busca frenar fuga de Educación Municipal

Intendente aseguró que se les debe entregar condiciones similares a las que tienen establecimientos con sistema mixto y privado, fortalecer la carrera funcionaria y aumentar las capacitaciones de docentes, entre otros.

Por: Diario Concepción | 13 de Septiembre 2016
Fotografía: imagenPrincipal-2990.jpg

Intendente aseguró que se les debe entregar condiciones similares a las que tienen establecimientos con sistema mixto y privado, fortalecer la carrera funcionaria y aumentar las capacitaciones de docentes, entre otros. 

 

Ximena Valenzuela Cifuentes
ximena.valenzuela@diarioconcepcion.cl

La crisis por la que atraviesa la educación pública es evidente. 

Más de 600 mil alumnos, en los últimos 15 años se han trasladado hacia el área subvencionada o, derechamente, privada, buscando mayor calidad de educación y, muchas veces, evitar las paralizaciones generadas, tanto por alumnos como por los profesores, que complican la vida de los padres y que dejan a los estudiantes con una gran brecha que sortear que será evidente al momento de las mediciones. 

De hecho, los estudiantes chilenos se encuentran en alta desventaja contra países desarrollados, pues se debería extender la escolaridad en cuatro años para alcanzar a países como Finlandia. 

Ante esto, el intendente Rodrigo Díaz afirmó que entre los pilares para fortalecer la educación pública y evitar la fuga masiva de alumnos "pasa por entregarle los medios para contar con condiciones similares a las que tienen otros establecimientos de educación que no dependen del estado. Eso lo hemos hecho con mucha fuerza en los últimos dos años, entregando una carrera docente que sea lo más segura posible, de tal manera, de evitar la conflictividad que se deviene al no existir una certeza para desarrollar bien ese trabajo".

Otro de los puntos que permitirían aumentar la calidad de educación y evitar la pérdida de estudiantes es, según Díaz, aumentar la capacitación a los profesores para que los padres y apoderados puedan entender que las clases que están recibiendo en el sistema de educación pública obedece a aquellos programas que se deben cursar y que, por lo tanto, están bien hechos.

En cuarto lugar, según la máxima autoridad regional, se requiere responsabilidad de los actores del sistema, "lo que significa impartir clases cuando hay que darlas, porque muchos padres y apoderados aspiran es a tener certeza de que tendrán clases en los tiempos que están considerados, dado que papá y mamá trabajan", dijo y agregó que se ha invertido gran cantidad de recursos para lograrlo. 

Para el director regional de la Superintendencia de Educación, Dalton Campos, la fuga de alumnos es una realidad que se está viviendo en el país, "pero que nuestro Gobierno, a través de la Presidenta Michelle Bachelet, hemos impulsado una reforma muy importante y hemos aprobado en el Congreso la Ley de Inclusión. Se ha aprobado un nuevo estatuto docente, una carrera funcionaria, se está trabajando en el Congreso en una nueva posibilidad de institucionalidad pública".

Campos agregó que el esfuerzo del Gobierno se ve en buenos establecimientos como el Rebeca Matte (por el buen trato) donde la idea es difundir los buenos modelos que existen y contribuir para que la calidad de la educación pueda mejorar, pues se considera como la variable más influyente en los resultados académicos de los escolares. 

En tanto, el jefe de la macrozona sur de la Agencia de Calidad de la Educación, Gino Cortez, aseveró que los establecimientos educacionales que cuentan con una buena trayectoria, generalmente, se demoran entre ocho y 10 años en convertirse en uno con efectividad escolar, dejando en claro que el camino es largo. 

Aseveró que temas administrativos como el cambio de un director, que permanece sólo durante tres años en un cargo, no permite hacer cambios sustanciales. A su juicio se requerirían cinco años o más que los diversos procesos que inicien se consoliden. 

Aseguró que los establecimientos que mejoran continuamente son aquellos que se preocupan de la convivencia escolar. "El buen trato apalanca la calidad de la educación e implica diferencias de hasta 42 puntos en el Simce entre los colegios que tienen buena convivencia y los que no", dijo Cortez. 

Mejor trato 

De hecho en el colegio Rebeca Matte de Concepción, destacado por no tener problemas de convivencia escolar ni denuncias en dos años, el Gobierno dio a conocer el inicio de la campaña Juntos por un Buen Trato y una Mejor Convivencia Escolar. 

La iniciativa busca bajar las cifras de maltrato a estudiantes que, a nivel nacional se vio incrementada en un 28% de 1503 a 1909 entre enero y junio. En la Región las cifras no son mejores, pues de 132 denuncias se llegó a 195. 

Según el tipo en cuanto a maltrato físico aumentaron de 57 a 101 denuncias; así también en cuanto al maltrato psicológico de un adulto a un alumno el incremento fue de 37 a 41 denuncias y, en entre alumnos de 19 a 21. En cuanto al maltrato físico de adulto a alumno las denuncias llegaron de 19 a 32. 

El intendente aseveró que el problema se manifiesta con mayor relevancia en educación básica, aunque destacó que 195 denuncias es una cifra menor, considerando que el universo de estudiantes a nivel regional es de 408 mil. Eso sí, dejó en claro que espera que no existan motivos de denuncias.

Destacó el trabajo del colegio Rebeca Matte donde existen mediadores, lo que genera una mayor integración escolar y permite la rápida solución de problemas. 

Agregó que solicitó a Campos y Cortez que le entreguen las conclusiones del trabajo realizado en el colegio penquista, de tal manera de poder disminuir la cifra de alumnos con problemas.

 

Etiquetas