Mundo

Huracán Irma deja una “devastación total” en Barbuda y continúa su avance hacia Florida

Por: La Tercera | 07 de Septiembre 2017
Fotografía: La Tercera

El huracán Irma, el más poderoso en el Atlántico desde que se tiene registro, tocó tierra en la madrugada de este miércoles en Barbuda, destruyendo el 90% de las construcciones según señaló el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne. El premier habló de una “devastación total” en la isla, según CNN.

Tras su paso por estas pequeñas islas del Caribe, donde hasta esta noche se informaba de un muerto, el huracán -que ya era categoría 5 y que ha alcanzado vientos de 298 kilómetros por hora- se dirigió hacia las islas San Martin y San Bartolomé donde dejaba seis muertos y dos heridos. Francia envió agua y alimentos a estas islas, donde Irma arrancó techos y apagó el suministro eléctrico.

La autoridad regional de Guadalupe y las islas vecinas dijo a la agencia The Associated Press (AP) que la estación de bomberos en San Bartolomé quedó sumergida bajo más de un metro de agua, tanto que los vehículos no podían salir. A las 11:00, el huracán tenía vientos de 295 kilómetros por hora y ocasionaba lluvias torrenciales.

Según The Daily Beast, basándose en la velocidad del viento de Irma, es igual a la tormenta de 1935 en los Cayos de Florida, el huracán Gilbert (1998) y Wilma (2005).

El huracán abatió el noreste del territorio de Puerto Rico con fuertes vientos de 170 kilómetros por hora y registró su primera víctima fatal. Según Carlos Anselmi, del Servicio Nacional de Meteorología, “no se ha visto un huracán de esta magnitud en casi 100 años”. Allí, consignó la agencia France Presse (AFP), la mayoría de los negocios estaban cerrados y las calles casi vacías. Los locales comerciales aún abiertos se encontraban atestados, ya que residentes acudían en masa a comprar suministros como hielo y agua embotellada.

Según un patrón de trayectoria realizado por el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos. este jueves se espera que pasara cerca o sobre la costa de República Dominicana. Desde allí iría hacia Bahamas, el norte de Cuba y el fin de semana llegaría a Florida.

En los Cayos de este estado unas 25 mil personas habían evacuado y según el gobernador Rick Scott, que conversó con la cadena CNN, se esperaba que se realizaran más traslados en el estado, al punto que pueden llegar a las más grandes evacuaciones en la historia.

Miami

La agencia AP informó que muchos de los que están evacuando Miami recordaban el trauma que sufrió la región con el huracán Andrew hace 25 años. Jennifer Collins, investigadora de geología en la U. del Sur de Florida, dijo que no es exagerado pensar que quienes recuerdan el huracán Andrew se están imaginando la devastación que puede ocurrir.

Es por eso que los habitantes de Miami corrían este miércoles a abastecerse ante la llegada del ciclón más poderoso a la fecha en la región fuera del Mar Caribe y el Golfo de México. Las imágenes de estantes vacíos en los supermercados y los negocios con artículos de construcción se encontraban atestados de personas comprando paneles para tapar las ventanas.

En el norte de la ciudad, policías vigilaban un supermercado para evitar que clientes frustrados se pelearan a golpes. Muchos salían con el carro lleno de agua mineral, pan y otros productos de primera necesidad. “Sólo compré agua, hielo y unos pocos productos secos. Tenemos un generador y nos estamos preparando un poco”, dijo a AFP, Cecily Robinson a la salida de un pequeño negocio que ya se quedó sin agua embotellada.

El Presidente Donald Trump describió a Irma como “algo que no será bueno”.

La llegada de Irma ocurre sólo dos semanas después de Harvey, que azotó Texas y Louisiana provocando masivas inundaciones y 70 muertos. Pero a su arribo se suman las tormentas tropicales José y Katia que este miércoles se convirtieron en huracán de categoría 1 en la cuenca atlántica y se sumaron al poderoso huracán Irma, informó el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU.

José se encuentra en aguas abiertas del Atlántico y podría seguir la estela de Harvey en su rumbo hacia el Caribe, mientras que Katia se formó en el suroeste del Golfo de México.

Etiquetas