Mundo

Álvaro Uribe: “No ha habido desarme total, hay mucho disidente de las Farc”

Por: La Tercera | 20 de Agosto 2017
Fotografía: La Tercera

Colombia vive días cruciales. Por una parte, el país liderado por el Presidente Juan Manuel Santos se encuentra en medio de la implementación de los acuerdos de paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) tras más de medio siglo de conflicto armado. Además, está a nueve meses de las elecciones presidenciales y la carrera por la Casa de Nariño -con los acuerdos de paz como telón de fondo- se inició de manera prematura.

De visita en Chile para dictar una conferencia en el ESE Business School de la U. de los Andes, el senador y ex Presidente Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) detalló a La Tercera las aspiraciones presidenciales de su partido, Centro Democrático, y criticó a Santos, a cuya administración le atribuye el deterioro económico del país.

Quedan nueve meses para las elecciones presidenciales y hay una amplia gama de candidatos. ¿Cómo ve el escenario?

La situación en el país es difícil, porque con las Farc no ha habido negociación, sino concesión a todo lo que han exigido. Han cambiado la Constitución en ámbitos que dificultan el aspecto económico, social y la confianza en la inversión para los próximos 12 años. Ya hay tasas negativas de formación bruta de capital y un crecimiento enorme del narcotráfico, la extorsión y otros delitos. Hay muchos candidatos. Tenemos cinco candidatos excelentes que se han forjado en la lucha y que tienen un gran nivel de preparación.

¿Qué temas serán los prioritarios en estas elecciones?

La situación económica está muy difícil. El país ha crecido mucho en el endeudamiento, en los impuestos, hay un problema de déficit fiscal. Hoy hay un tema económico que preocupa mucho a los colombianos y que necesariamente se conecta con las Farc. Por el narcotráfico, los impuestos, el nivel de gasto público demandado por los acuerdos de las Farc. El tema también de la corrupción y de la credibilidad en las instituciones.

¿Cree que la implementación de los acuerdos de paz siga latente?

Es la única democracia que permite que quienes son responsables de delitos atroces y sin tener siquiera una condena corta, alternativa en la cárcel, puedan ir al Congreso, disputar cargos de elección popular y al mismo tiempo gastar dinero del narcotráfico en sus campañas. Yo creo que es un inmenso riesgo, y que para favorecerlos se haya cambiado la Constitución va a crear serias dificultades a la institucionalidad democrática y al manejo económico. El partido nuestro tiene en su plataforma la necesidad de tener una economía privada y una política social muy dinámica. Lo de las Farc es una economía de reparto con criterio marxista leninista.

¿Cree que tengan apoyo con su entrada al Congreso?

Independientemente del apoyo que tengan, ellos tienen 10 curules asegurados, cinco en el Senado y cinco en la Cámara, y tienen la capacidad de elegir 16 personas en las nuevas circunscripciones especiales. Pueden gastar dinero de esa inmensa fortuna que han acumulado del narcotráfico en sus campañas, lo que es muy grave. Se debió exigir que todo el dinero fuera orientado a las víctimas y, además, queda mucha gente. No ha habido desarme total, hay mucho disidente de las Farc. Sigue teniendo presencia armada, también del ELN (Ejército de Liberación Nacional), la segunda guerrilla.

El Presidente Santos dijo que estaría dispuesto a reconciliarse con usted, porque su riña había dañado al país.

Yo tengo una visión de país diferente. Nosotros lo elegimos a él en 2010 con una plataforma y él hizo todo lo contrario. A mí lo que me preocupa es el deterioro de la situación del país. Un país que llegó a bajar la droga a 42.000 hectáreas, ahora, de acuerdo con la ONU, hay 146.000 y, según Estados Unidos, hay 188.000. El país se ha empobrecido. Tenemos petróleo para cinco años.

¿Eso se lo atribuye directamente al Presidente Santos?

Ha pasado en estos siete años. Nosotros le dejamos como herencia una gran tasa de inversión, la derrocharon.

¿Cuánto cree que pueda resistir en el poder el Presidente venezolano Nicolás Maduro?

Lo que es injusto es que el pueblo venezolano tenga que seguir resistiendo esa tortura. Primero, la comunidad internacional llegó muy tarde. Segundo, el diálogo propuesto y adelantado por la comunidad internacional solamente le ha servido a Maduro para consolidarse. Él utilizó el dialogo como un factor de distracción para tranquilizar a la comunidad mientras él se consolida. Tercero, el golpe de Estado al (espacio) democrático que quedaba, que era la Asamblea Nacional, es lo que yo llamaría una fase de consolidación del castrismo.

Etiquetas