Deportes

Nutrición y ejercicio

Por: Diario Concepción | 28 de Agosto 2017
Fotografía: Diario Concepción

Natalia Núñez
Nutricionista Académica
Facultad de Medicina Ucsc

Son diversos los estudios que asocian los beneficios de realizar ejercicio y su impacto en la salud. Por otra parte, a la vez la nutrición tiene un rol relevante en quienes realizan ejercicio.

Esta relación estrecha conlleva a lograr un efecto beneficioso en la persona. Algunos son la optimización de sustrato energético, reparación de fibras musculares, reposición de glucógeno, mejora en el perfil lipídico, mayor sensibilidad de la insulina a nivel muscular, disminución de peso, mejores cifras de presión arterial, producción de endorfinas y con ello un impacto a nivel energético y del estado anímico del individuo.

El impacto del ejercicio será positivo en reducir el sobrepeso u obesidad, así como las alteraciones metabólicas como resistencia a la Insulina, HTA y problemas osteoarticulares, si se realiza en condiciones adecuadas. Para quienes buscan una vida más saludable y activa, se deben considerar muchos factores para que la realización de estas actividades sean en un contexto facilitador y perduren en el tiempo, como que el lugar donde se realiza el ejercicio sea el adecuado, considerando la temperatura o espacio. Una temperatura inadecuada, sumado a la perdida de agua y electrolitos en el ejercicio, puede desencadenar una deshidratación con alto impacto en la salud.

Por otro lado, las rutinas de ejercicio deben contemplar tiempo de descanso o de colaciones, ya que de ser un tiempo prolongado las reservas energéticas, de glucógeno muscular o hepático se consumen y si no existe una correcta hidratación esto trae consigo una fatiga, adinamia y cansancio de la persona.

En relación a la hidratación del individuo, debe ser antes, durante y post ejercicio, para reponer el volumen de agua perdido y reponer los electrolitos que se pierden en el sudor. El medio ideal es el agua. Las bebidas para deportistas contienen los electrolitos necesarios para reponer las perdidas, sin embargo aportan una cantidad elevada de azúcar. La alimentación previa debe evitar alimentos flatulentos, grasosos, además de aliños o condimentos irritantes para reducir el riesgo de molestias gastrointestinales

Se recomiendan durante las rutinas el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono para generar un impacto energético y de estimulación en quien realiza ejercicio, como barras y geles que aportan energía inmediata al deportista. Al finalizar la rutina de ejercicio se deben reponer las pérdidas de glucógeno muscular, hepático y reparar la fibra muscular, para ello 2 horas post ejercicio se recomienda una alimentación basada en carbohidratos y proteínas, como por ejemplo carnes y cereales.

Lamentablemente en ocasiones la búsqueda de reducir de peso corporal conlleva a un exceso de ejercicio, inadecuada hidratación y deficiente alimentación lo que trae consigo un desmedro nutricional y complicaciones como por ejemplo: Hipotensión, hipoglicemias, adinamia entro otras.

Necesitamos crear un estilo de vida activo y saludable en la población desde las edades más tempranas y no solas acceder al gimnasio o realizar actividad física por un corto periodo de tiempo, para conseguir un resultado estético, debemos considerar una correcta alimentación cada vez que realizamos actividad o practicamos ejercicio.

Etiquetas